Viral

Pai Lin, la elefanta que cargó turistas por 25 años

Su columna se encuentra hundida por todo el peso que tuvo que llevar por tanto tiempo; ya se encuentra en un refugio

Fundación de Amigos de la Vida Silvestre de Tailandia (WFFT)/ Amy Jones

El Diario

martes, 14 marzo 2023 | 10:57

Pai Lin es una elefanta de 71 años que fue obligada a transportar turistas en Tailandia durante 25 años, una gran cantidad de tiempo como también de personas, ya que la hacían llevar hasta 6 pasajeros a la vez.

Y aunque algunos pueden pensar que esto no tiene nada de malo porque los elefantes son fuertes y pueden llevar carga, no es algo ilimitado, puesto que Pai Lin quedó con su espalda considerablemente dañada.

Ahora su columna se encuentra hundida por todo el peso que tuvo que llevar y por tanto tiempo. Afortunadamente ya se encuentra en un lugar mejor gracias a que el equipo de la Fundación de Amigos de la Vida Silvestre de Tailandia (WFFT, por sus siglas en inglés) la rescató en el 2007.

“Cuando llegó a WFFT, estaba aterrorizada, con bajo peso, deshidratada y con secreción nasal y ocular causada por una infección respiratoria“, contó la portavoz de la fundación Amy Jones a Newsweek. “Ella también tenía muchas llagas en los puntos de presión”, agregó.

En los países del sudeste asiático es común encontrar paseos en elefante, pero estos animales a menudo pasan días completos sin derecho a descansar, llevando el peso de los turistas y del asiento howdah, lo que provoca daños irreversibles en su columna vertebral.

“Pai Lin tuvo una vida larga y dura. Fue utilizada para paseos en elefante, como accesorio de mendicidad callejera y en la industria maderera durante muchos años (…) Debido a esto, su columna está visiblemente deformada y tiene muchas cicatrices causadas por úlceras por presión”, explicó Amy al medio, pero gracias a su rescate el daño no seguirá empeorando.

“Para ser una anciana, sigue siendo muy juguetona y tiene ganas de vivir. Su miedo se ha ido, aunque todavía tiene miedo de los elefantes, las vacas y varios otros animales, y vive su vida libre de cadenas en sus propios términos”, agregó. Al fin tiene el descanso que merece.