Nacional

Se perderían 1.5 millones de empleos

A causa de la continencia de salud y económica generada por la pandemia del coronavirus

Archivo/El Diario

Manuel Quezada

domingo, 10 mayo 2020 | 18:10

Chihuahua, Chih.- Alrededor de 1.5 millones de empleos pudieran perderse en el país durante mayo a causa de la continencia de salud y económica generada por la pandemia del coronavirus, estimó el presidente de la la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos.

El líder nacional del comercio organizado urgió en un comunicado de prensa a elaborar políticas públicas que tengan como eje la protección al empleo, el ingreso y el bienestar de los trabajadores y sus familias, durante y después de la pandemia del Covid 19, para evitar un desequilibrio económico y social en el país. Subrayó la transcendencia que tiene en estos momentos de emergencia sanitaria proteger a los trabajadores en sus lugares de operación, al igual que mantener el empleo con el apoyo a las empresas y a su planta laboral.

López Campos dijo que se prevé que durante mayo se podría llegar a tener hasta 1.5 millones de empleos perdidos por el coronavirus, y de no contar con estrategias y planes de acción estarían en riesgo para el mes de junio hasta dos millones de plazas laborales.

Anunció que la Concanaco y sus cámaras de comercio afiliadas, participarán el próximo 29 de abril, de 9 a 11 horas, en la Conferencia Nacional para la Recuperación Económica con los temas de protección del empleo y del ingreso de las familias, a fin de plantear alternativas que ayuden en el cuidado de la salud de los mexicanos, agilicen la recuperación económica del país y atiendan los problemas sociales que conlleva esta situación.

Resaltó la importancia que tiene el desarrollo de estas mesas de trabajo en la que se escucharán propuestas de empresarios de todo el país, para enfrentar con mayor fortaleza los problemas ocasionados por el coronavirus.

Durante y después de la emergencia es preciso aplicar medidas que detonen el mercado interno para generar nuevos empleos, y mejor remunerados, enfocados en mantener y elevar el ingreso de los trabajadores formales e informales, señaló.

Esta situación, aseguró, obligará a las empresas a adaptar y optimizar la capacitación de los trabajadores enfocada en las habilidades y en tecnologías emergentes para integrarlos a la digitalización, como instrumento indispensable para seguir operando en el período de la reactivación económica.

De igual forma, dijo, es prioritario discutir cómo mejorar el acceso a los derechos básicos de los trabajadores y sus familias como la educación, la salud, vivienda, entre otros.

Planteó la necesidad de mantener el dialogo entre empresarios y trabajadores, así como formular una agenda en común preservando la inclusión social sostenida en la unión de todos los sectores y sobre la base de las normas internacionales del trabajo.

Expuso la urgencia de plantear entre todos, alternativas para sobrellevar este problema que afecta la salud y la economía del país, al haberse paralizado la productividad, lo cual significará mayores problemas.