Local

Vinculan a proceso a Jorge Antonio Mendoza por presunto feminicidio de Rosaura Tapia

.

Víctor Hugo Valdovinos/El Diario

lunes, 22 noviembre 2021 | 13:27

Nuevo Casas Grandes.- Después de 9 horas, Jorge Antonio Mendoza Aguirre de 31 años, presunto asesino prófugo de Rosaura Tapia Olivas y que en el 2018 una jueza ya había permitido que volviera a escapar, finalmente fue vinculado a proceso y en 4 meses se resolverá sentencia para dictaminar si es culpable o absuelto de los cargos de feminicidio con sus agravantes.

Este caso de feminicidio ocurrido a mediados de junio del 2018, conmocionó a la comunidad por las circunstancias en que fue privada de la vida y de trabajar en el albergue infantil “Brazos Abiertos”, dejó en la orfandad a cinco niños que tuvieron que ser asistidos en ese mismo lugar donde su madre trabajó por años como afanadora.

El presunto, tenía una relación sentimental con la mujer y aunque era menor que ella, la celaba demasiado, según quedó expuesto en los mensajes de texto que le estuvo enviando para obligarla a que saliera de su casa en la madrugada, porque “sólo quería hablar”.

Pensando que era sólo otro episodio de celos de él y porque se hallaba en estado de ebriedad, la mujer dejó a sus hijos solos para conversar con él, quien sin embargo, la agredió físicamente y la subió a su camioneta, quedando frente a la vivienda sólo los huaraches de la mujer, quien luego de una intensa búsqueda de horas, fue hallada asesinada a golpes y arrojada en un canal seco, envuelta en polvo del lugar.

Para entonces las autoridades investigadoras de la Fiscalía General del Estado ya estaban en acción y siguiendo los pasos de Jorge Antonio Mendoza Aguirre, entonces de  28 años, quien no pudo ser detenido pese a que ya estas huyendo de la ciudad abordando un camión de pasajeros foráneo.

Sin embargo, llegando a Ciudad Juárez en el camión iba vigilándolo en secreto un agente de la Agencia Estatal de Investigaciones y al bajarse, ya estaba lista la orden de aprehensión con la que fue capturado y trasladado a Ciudad Juárez.

Más de tres años pasaron para buscar de nuevo justicia para el ataque del que fue víctima Rosaura Tapia Olivas, pues al ser presentado en aquel entonces a la juez, ésta desestimó todas las pruebas y determinó que el hombre podía enfrentar el proceso en libertad, por lo que éste volvió a huir de la ciudad y nadie lo podía localizar.

Fue hasta principios de esta semana cuando en Ensenada, Baja California, el hombre fue ubicado y capturado para ser trasladado a Nuevo Casas Grandes, donde ayer domingo se le celebró una audiencia de casi nueve horas desde las 11:00 de la mañana hasta las 7:52 en que un juez de control, le dictó la vinculación a proceso por el delito de feminicidio.

Víctor Hugo Valdovinos/ El Diario

vvaldovinos@ncg.diario.com.mx