Local

Tienen la JMAS de NCG años con un pozo ‘encerrado’

Falta de acuerdos legales entre municipio y particulares impide que la extracción logre salir hacia la red de agua potable en San Isidro

Víctor Hugo Valdovinos/El Diario

jueves, 08 abril 2021 | 14:15

Víctor Hugo Valdovinos/ El Diario

Nuevo Casas Grandes.- Durante años, la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) ha intentado conectar en el sector poniente de San Isidro, un pozo de extracción de agua potable a la red general, pero la falta de acuerdos entre particulares y municipio ha impedido que el vital líquido pase por los predios que literalmente tienen “encerrado” a ese pozo.

“En este caso hay una situación muy difícil, porque un particular donó un pequeño lote dentro del terreno donde fraccionó con viviendas tipo Infonavit, pero al norte y al oriente hay viviendas, mientras al poniente hay un predio grandísimo que el particular no quiere vender sólo la parte con la que saldría la tubería a la red de agua potable y al sur, también es de un particular”, se indicó sobre esta infraestructura de la JMAS.

El problema es que por ser el límite poniente del fundo legal en la mancha urbana, aún no hay servicios y Gobierno Municipal también esta a la espera de que el fraccionado pavimente para poder acceder hasta esa última calle que correspondería al callejón 19, en espera también de que el particular dueño de ese lote de sur a norte, done la parte que sería vía pública.

En tanto toda esta serie de embrollos legales donde además de la Presidencia Municipal de Nuevo Casas Grandes, deben intervenir al menos tres particulares y la voluntad de todas las partes, el caso ya lleva años así y no se ha podido resolver, por lo que el pozo de extracción de agua potable, completamente equipado, permanece sin funcionar.

Se agregó que en la actualidad, existen 13 pozos alimentando la red de agua potable en toda la ciudad, sin contar con los pozos que manejan particulares a través de comités, en las comunidades rurales de Sección Hidalgo, Ejido Hidalgo, Colonia Buena Fe, Colonia Madero, Ejido Guadalupe victoria, Ejido Corralitos y la comunidad menonita de El Capulín.

Cuando llegue a poder operar este pozo que se encuentra “encerrado” en una serie de enredos legales de los terrenos aledaños, la JMAS y la ciudad, podrán contar ya con 14 pozos que mejoren el abasto de agua potable, el cual en algunos pozos sectores, se ve afectado durante la época de calor en que se dispara el consumo del vital líquido.

vvaldovinos@ncg.diario.com.mx