Local

Rechazan dictamen y lo reasignan a nueva comisión

“En este sentido, la Comisión Especial, a medio año (en realidad más de siete meses), de presentarse el proyecto, formula que no se considera viable la propuesta de modificación a la Ley de Ingresos por no haberse proyectado ante la Ley de Ingresos y Egresos del 2020”

José Miranda

lunes, 29 junio 2020 | 11:00

Nuevo Casas Grandes.- Al considerarse que el rechazo de la iniciativa para que proveedores y contratistas del municipio, aportaran un cinco por ciento para el mantenimiento de un parque o escuela a modo de corresponsabilidad social, careció de profundidad en su análisis y se demoró más de siete meses en presentarse, el asunto se reasignó a una nueva comisión.

En el desarrollo de la sesión ordinaria celebrada el pasado miércoles 24 de junio, la titular de la Comisión de Hacienda, Paulina Prado Nevárez, dio lectura al dictamen elaborado por la Comisión Especial que encabezó, con respecto a la iniciativa que presentó la edil Olivia Cantú Cortinas el 13 de noviembre del año pasado, a fin de establecer un esquema de responsabilidad social empresarial.

El punto central del dictamen se enfocó a rechazar la iniciativa por calificarse la solicitud como inviable a partir de lo expuesto por Cantú Cortinas en su iniciativa.

Una vez que se dio a conocer el dictamen, la regidora titular de la cartera de Turismo en el Ayuntamiento y propulsora de la iniciativa, Olivia Cantú Cortinas, expuso su postura a la decisión tomada por la Comisión Especializada que encabezó la regidora de Hacienda.

Tras precisar que la iniciativa fue presentada el año pasado “el día 13 de noviembre de 2019”, detalló que en esa ocasión presentó dos propuestas, tanto a los Lineamientos de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Municipios, así como al presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal 2020.

“En este sentido, la Comisión Especial, a medio año (en realidad más de siete meses), de presentarse el proyecto, formula que no se considera viable la propuesta de modificación a la Ley de Ingresos por no haberse proyectado ante la Ley de Ingresos y Egresos del 2020”, señaló.

Subrayó que la Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal 2020, y no Ley de Ingresos y Egresos del 2020, como se precisó en el dictamen, es un documento que se puede modificar a lo largo del tiempo.

Ello, apuntó, ya sea porque se requiere de alguna actualización o de una corrección necesaria para el ejercicio fiscal y funcionamiento hacendario del municipio.

Tan es así, puntualizó, que en este año, se han presentado ya dos iniciativas de modificación de la referida Ley, ante el Congreso del Estado.

“En este tenor, el argumento por el cual se rechaza la primera propuesta sin una consideración a profundidad es insuficiente, ya que si esa fuera la consideración, este Cabildo en ningún momento debió aprobar la iniciativa de reforma a la Ley de Ingresos que se presentó en febrero de este año”, sostuvo la edil Cantú Cortinas.

Además refutó el señalamiento de la Comisión Especial en el dictamen, de que a los proveedores y contratistas del municipios les conllevaría un alto costo debido a los montos manejados.

En este sentido apuntó que posiblemente para la Comisión Especial, quedó poco claro que el cinco por ciento del que hace mención la iniciativa “no es un cobro, sino un compromiso de corresponsabilidad que queda explícito dentro de los procesos de licitación y contratación de los servicios establecidos”.

“En ningún momento es un cobro que se hará posterior a la contratación, sino que se da la libertad desde un inicio, para que el proveedor o contratista defina, desde la presupuestación inicial de sus costos de proyecto, la asignación de una cantidad equivalente al cinco por ciento del total de costo del proyecto”, aclaró.

Destacó que al ser una aportación a causas sociales y gubernamentales, puede ser considerada como deducible de impuestos, por que su costo reduciría su carga fiscal en lo referente a impuestos, como el de la renta.

Lo anterior, agregó, permitiría por consiguiente, al analizar las propuestas presentadas en una licitación, aprobar aquellas que presentan una mejora competitiva en términos de calidad, precio y corresponsabilidad social.

Además, señaló, que el cinco por ciento, sería el equivalente al dinero asignado por una empresa que dedica sus ingresos a esquemas de corresponsabilidad como lo puede ser un redondeo, patrocinio o beneficencia pública.

Esto convierte, agregó, a la responsabilidad social, dentro del proceso de administración empresarial, “no es un costo, sino un proceso de gestión de los recursos ya existentes”, puntualizó.

En su exposición, la regidora Olivia Cantú Cortinas, mencionó que “la Comisión demoró voluntariamente el estudio de las iniciativas, sin presentar en ningún momento una explicación o prórroga para dictaminarlas, dejando correr irresponsablemente el tiempo”.

Al respecto, cabe recordar, que en la sesión ordinaria del pasado 27 de mayo, Cantú Cortinas, presentó un exhorto al Ayuntamiento para crear una Comisión Especial, a fin de que se retomara el asunto, dado que ya habían transcurrido más de seis meses y medio, sin que obtuviera respuesta a la solicitud presentada el 13 de noviembre del año pasado.

Asimismo, pidió se fijara como fecha de instalación de la misma, el lunes 8 de junio a las 10 horas y se determinara que dicha Comisión Especial para Atender las Acciones de Responsabilidad Social ante la Nueva Normalidad, sesionara de modo público todos los días lunes a las 16:00 horas.

Incluso solicitó que además de la presidencia llevada por la Comisión de Hacienda se designara una Secretaría Técnica encargada de llevar las minutas, oficios y convocatorias a fin de distribuir la carga de trabajo entre los integrantes de la misma.

Sin embargo, aparentemente, nada de esto se atendió, y no fue hasta un mes después (el pasado miércoles 24 de junio), que la Comisión Especial presentó el dictamen al pleno del Cabildo rechazando la iniciativa.

A consideración de la edil Cantú Cortinas, el estudio y evaluación que se realizó de su propuesta “careció de profundidad y análisis completo en cuanto a su impacto económico, fiscal y hacendario”, en especial, añadió, porque se niega la posibilidad de realizar esquemas de mejora directa a la infraestructura social básica del municipio, como lo son los parques y escuelas.

Para concluir, su intervención, pidió que se considerara regresar el dictamen presentado y se turnara a una nueva comisión para que la misma, realice un estudio más a profanidad y se obtenga la opinión de especialistas y estudiosos en la materia, para que se desarrollo concluya en la mejor propuesta posible a favor de la ciudadanía del municipio.

El alcalde Héctor Mario Galaz Griego, tras escuchar los argumentos de refutación esgrimidos por la edil Olivia Cantú Corinas, decidió reasignar el caso a una nueva comisión, esta vez encabezada por el regidor José Luis Arroyos Morales.

gallito@ncg.diario.com.mx