Local
Filosofía Alternativa

Opinión: "Vino, regola y largose"

"En una elección presidencial hay demasiados intereses e imponderables. Recuerdo que en el PRI había una acendrada disciplina partidista, podrían medio matarse en las internas, pero para la elección constitucional iban fuertemente unidos, no veo eso en Morena, donde las bajas (muy bajas) pasiones, les impiden razonamiento humano alguno"

José Cruz Pérez Rucobo

jueves, 28 julio 2022 | 22:47

Me refiero por supuesto a la cómica visita del Secretario de Gobernación, Adán Augusto López a Cd. Juárez. Al más puro estilo de la risible 4T, a la que todo le sale cómicamente mal y al contrario del clásico romano enunciado por Julio César, "Veni vidi vici" (vine, vi y vencí), este desangelado aunque poderoso individuo (Adán Augusto), vino, la regó y se largó (tan orondo). Declaró el... imprudente, que Cruz Pérez Cuellar fue despojado de la gubernatura de Chihuahua. Puntualicemos, el abotagado alcalde no compitió por la gubernatura, lo que el simplón alto funcionario quiso decir (me recuerda al vocero de Vicente Fox, con eso de, 'Lo que Fox quiso decir'), es que el súper delegado de los recursos federales Juan Carlos Loera de la Rosa, "Despojó vilmente" a la inocente criatura (alcalde) de la candidatura, deja entrever además, que si el abotagado Cuellar hubiera (aunque dicha palabra no cabe en una discusión racional) sido el candidato de Morena, hubiera ganado. Con esa tonta declaración se pone de parte de Pérez Cuellar sin percatarse que este indino personaje está más cerca del PAN que de Morena. ¿Cómo puede un hombre de tan escasa materia gris ocupar un puesto tan importante? ¿Qué necesidad tiene de avivar el fuego de la hoguera entre Loera y Pérez? ¿La tácita descalificación de Loera de la Rosa trae la bendición y guía presidencial o sólo es debido a su necedad y cortedad de inteligencia? Para cerrar con broche de oro, estaba en su agenda una reunión con la élite empresarial fronteriza, a los que hizo esperar por hora y media y sólo les dedicó 3 minutos de su valioso tiempo. Los capitanes de la industria, pudieron apreciar que no venía mínimamente preparado, que no le importan y que lo suyo, lo suyo es placearse como candidato para el '24, hacer sentir bien y darle champú de cariño al cachetón azul/naranja/guinda, además de "Come cuando hay" presidente de Cd. Juárez.

La ferocidad hecha movimiento/partido político.- en los corrillos políticos, algunos analistas aseguran (grave error, en política no se debe asegurar nada), que Morena ganará fácilmente (con la mano en la cintura) la presidencia de la república, que cualquier triste corcholata (que infamante apodo) ganará la contienda. Permítaseme diferir de esa visión, desde mi punto de vista maniquea. En una elección presidencial hay demasiados intereses e imponderables. Recuerdo que en el PRI había una acendrada disciplina partidista, podrían medio matarse en las internas, pero para la elección constitucional iban fuertemente unidos, no veo eso en Morena, donde las bajas (muy bajas) pasiones, les impiden razonamiento humano alguno. ¿Recuerdan el trágico caso de las tribus perredistas? Ellos eran unas almas de Dios comparados con estos entes diabólicos, guindas para su fácil identificación. Morena es un gran ejército si, pero no luchan contra un enemigo sino contra si mismos, a mi me divierte, a ellos debiera preocuparles, no es así y aumenta mi diversión. El caso de NCG quizá sea extremo, hay varios grupos variopintos, igual de sanguinarios dispuestos a todo (dije a todo) para ser los abanderados, ¿es una horda de esa naturaleza digna de respeto o temor? Pienso que no es así, acaso de lástima. En la cuestión federal, el engendro mencionado (Morena) se fracturará en al menos tres partes, Sheinbaum y Augusto López por un lado, Ebrard por otro y finalmente Monreal (cuidado con él) en una tercera vía, cada uno representando una pista de un decadente circo de tres pistas. Viendo una entrevista de Manuel Clouthier (hijo) a pregunta de las posibilidades de Colosio, dijo acertadamente, "En la política hacen falta hombres, no nombres", me gustó esa forma de pensar. Después de lo escrito, ¿Aún piensa que Morena ganará fácilmente en el '24? Si usted es caballo de silla guinda, me complacería que así pensara, ya que de seguro se llevaría un tremendo y vacilón chasco. En la oposición, mantengo (hasta el momento) mi preferencia por una Lilly Téllez, Kenia López Rabadán, Loret de Mola (pa'que amarre) sin descartar a Ricardo Anaya. En mi concepto, los mencionados son muy superiores a todas las tétricas corcholatas juntas. Morena será una flor de un día, una carcajada de gato, un sueño de opio... una amarga pesadilla.

La necesaria desaparición de los partidos políticos.- no dudo que en determinado tiempo fue positiva su existencia, hoy por hoy los considero incluso perjudiciales. México necesita candidatos independientes, básicamente ciudadanos, no cofradías (partidos) organizadas y autorizadas para robar. De no ser posible mi sugerencia, entonces se debería reducir el número de partidos en un máximo de 3, además de reformar la ley para que existan candidatos de la sociedad civil, puede ser utópico e iluso pretender que la política sea bien vista por la sociedad, y no como sindicatos para delinquir y prácticamente asaltar los recursos públicos del país, estados o municipios. En últimas fechas han desaparecido o están a punto de hacerlo, mamotretos como: PT, PRD, PVEM, PANAL... incluso el anquilosado PRI,  la verdad, no necesitamos a esos vividores de la política, nos podemos arreglar sin esas rémoras. Entiendo que disparo con escopeta y muchas personas podrían enfurecer, sin embargo, necesitamos poner el cascabel al gato, ¿o es que México jamás saldrá de la mediocridad, subdesarrollo y desigualdad social? Empecemos por no votar por esos partidos, como dice una sentencia boxística, "Mata el cuerpo, la cabeza muere sola".

"Tu mejor maestro es la última equivocación que tuviste"

Ralph Nader

"La pasividad y la mansedumbre no implican bondad, como la rebeldía no significa salvajismo"

Práxedes G. Guerrero

"Un idiota es un idiota. Dos idiotas son dos idiotas. Pero diez mil idiotas son un partido político"

Franz Kafka