Local

MÁS VALE PREVENIR QUE LAMENTAR

Opinión dominical

Mario Lara Franco

domingo, 10 enero 2021 | 15:24

Mario Lara Franco

Buenos días estimados lectores, señores padres de familia.

Espero que las fiestas decembrinas las hayan disfrutado a lo grande en compañía de toda su familia. Que ese ambiente anual al que estamos acostumbrados no fuera opacado por ese maligno coronavirus que nomás de mencionarlo, me da un coraje de saber que este virus fue fabricado por el hombre para segar vidas humanas sin compasión alguna, como ustedes ya se habrán dado cuenta.

Pero, dejemos estos lamentables hechos y pasemos a lo agradable que son nuestras fiestas navideñas, las cuales se vieron adornadas por el manto blanco que nos ofreció un bonito panorama que fue disfrutado por toda nuestra región.

Niños y adultos se esforzaron para formar un muñeco de nieve y utilizarlo como fondo para la foto del recuerdo.

La guerra entre niños y adultos no podía faltar, bolas de nieve fueron lanzadas como proyectiles que en ocasiones al dar en el blanco causaban dolor, pero hay que aguantar que es parte del juego, si te dolió… ¡aguántate!... ¿tengo o no tengo razón?, yo se que sí, ustedes lo vivieron en algún momento ¿o me equivoco?, yo se que no.

Démosle gracias a Dios que por medio de la naturaleza nos pudo mandar este maravilloso panorama para beneplácito de todos los habitantes de la región, mismo que desde hace años no se disfrutaba.

Fueron algunos días en que se vivieron momentos de sonrisas y alegrías olvidando los malos y desafortunados momentos, atraídos por la pandemia que estamos viviendo.

Por otra parte, veamos la labor de Santa quien se puso las pilas y se dio a la tarea muy forzada visitando los hogares donde había niños, sorteando varios obstáculos que parecía que iban a impedir el reparto de juguetes, afortunadamente no fue así, ¡Felicidades a Santa que pudo hacer a los niños felices!, ¿se entendió?, yo se que sí.

Dándole la vuelta a la hoja, hablemos de tres personajes que también entregaban regalos, en espacial a los que no recibieron su regalito en Navidad y me refiero a los Reyes Magos que son: Melchor, Gaspar y Baltazar, mismos que hicieron un recorrido siendo guiados por la estrella de Belén para poder llegar a donde se encontraba el niño Dios a quien cada uno de ellos le llevaban un importante presente que era oro, incienso y mirra.

Esperemos que este festejo tradicional al igual que los navideños se haya disfrutado a lo grande, y recuerden que a quienes les toque los monitos les toca hacer los tamales y no vale hacer trampa tragándose el monito, porque se pueden ahogar, así que hay que resignarse y cumplir con el compromiso y disfrutar de esa rosca de reyes en compañía de toda la familia y dar gracias a Dios por haber pasado a este año nuevo 2021 y a seguir con nuestra vida normal aún a costa de la pandemia que estamos enfrentando.

No se dejen dominar por el pánico, no permitan que les cause una psicosis que los pueda deprimir dañándolos psicológicamente. Hay que ser fuertes y no claudicar, saca a relucir tu potencial y te darás cuenta de que es mucho y ayúdate mentalmente, tú puedes ¿están de acuerdo?, sí, ya lo sabía.

Por otra parte, les seguiré insistiendo en que tengan precaución con los calentones a gas y con los de leña, se prudente y precavido, ten en cuenta que un descuido puede ocasionar un accidente de gran magnitud con el cual se puede perder una vida, incluyendo la tuya misma, así es de que checa que las líneas del calentón a gas no tengan fugas y evita una posible intoxicación.

Con los calentones a leña, ten cuidado con los leños salientes de la estufa o del calentón, una brasa puede formar un grave siniestro de gran magnitud, así es de que, se precavido y está pendiente de checar que todo funcione bien, tu familia te lo agradecerá, vale más prevenir que lamentar ¿se entendió?, yo creo que sí.

Por lo pronto estimados lectores, señores padres de familia, pásenla bien.