Local

Lluvias dañan interiores del Museo de las Culturas del Norte

.

José Miranda Madrid/El Diario

miércoles, 22 julio 2020 | 12:00

Nuevo Casas Grandes.- Las recientes lluvias sacaron a relucir los pésimos trabajos de impermeabilización que se efectuaron hace menos de un año en el techo del Museo de las Culturas del Norte, ubicado en el vecino municipio de Casas Grandes.

Lamentablemente, la situación ha generado una serie de daños en el interior del edificio que se ubica en la Zona Arqueológica de Paquimé, y que forma parte del Centro Cultural Paquimé, nominado Patrimonio Histórico de la Humanidad.

El perjuicio incluye no solamente la estructura de las instalaciones como el techo, paredes, pintura, mobiliario y piso por el escurrimiento de agua a través de la azotea, sino que ha alcanzado parte del acervo prehistórico y arqueológico que se guarda en su interior.

Personal del Museo en busca de minimizar el daño, ha tratado de proteger las piezas, además de utilizar cubetas para recoger el agua que por todas partes del edificio cae al interior.

La situación que prevalece al interior del Museo, actualmente cerrado al público por motivo de la pandemia Covid-19, entre finales de marzo y principios de abril, se ha pretendido mantener en la más absoluta discreción, sin embargo, no han logrado su objetivo y ya trascendió públicamente.

No hace siquiera un año, que se realizaron trabajos en el techo del edificio con la finalidad, precisamente, de evitar que se registrara una situación, como la que se presenta actualmente, lo que da una clara idea de la pésima calidad de la obra que se llevó a cabo.

Los escurrimientos del agua de lluvia al interior del edificio ya dañaron la maqueta de la Zona Arqueológica de Paquimé, además de varios murales, entre otros tesoros de la cultura prehispánica paquimeíta que guarda el Museo.

El Museo de las Culturas del Norte abrió sus puertas el 26 de febrero de 1996 y alberga una de las más bellas colecciones arqueológicas del México Antiguo recuperada durante las excavaciones de Paquimé y de otros importantes sitios arqueológicos de la región conformada por el Norte de México y el Suroeste de los Estados Unidos conocida como la Gran Chichimeca. 

Este acervo tiene un valor especial por incluir varias piezas únicas en su tipo y pertenecer a un sitio declarado en 1998, por la UNESCO, Patrimonio Cultural de la humanidad.  

 Se ubica en un inmueble contemporáneo, construido en el año de 1993 por el arquitecto Mario Shetjnan. 

Se trata de un edificio, con un diseño contemporáneo, semienterrado con planta circular, amplios patios interiores, extensos ventanales y sus tonalidades y texturas se incorporan armónicamente al paisaje desértico. 

Este proyecto arquitectónico ganó el Premio Internacional de Críticos en la Bienal de Arquitectura en Buenos Aires, Argentina en 1992.

Aquí también se encuentra una extraordinaria colección de piezas arqueológicas de la zona, en la que destaca su bellísima cerámica, así como objetos de adorno y de uso ritual elaborados en concha, hueso, turquesa y cobre, así como utensilios y herramientas de piedra. 

El carácter de Paquimé como centro de intercambio comercial se enfatiza con una muestra de materias primas, que en grandes volúmenes fueron encontradas durante los trabajos arqueológicos.

gallito@ncg.diario.com.mx