Local

Entrevista con afectada por pandemia: "En 15 días he perdido a tres familiares"

Acostumbrada a ver la vida con humor junto con su hermana, ayer la despidió tras perder la batalla contra el Covid-19; conmociona muerte de quien integrara el dueto de payasitas "Las Chiquis Boom"

Guadalupe Lagunas Márquez/El Diario

sábado, 21 noviembre 2020 | 10:20

Guadalupe Lagunas Márquez/ El Diario

Nuevo Casas Grandes.- Se apagó su risa. Ayer fue despedida en el panteón Recinto de Paz, Margarita Yudith Carrillo Soto, de sólo 31 años y quien parte de su vida la dedicó al dueto de payasitas "Las Chiquis Boom", generando conmoción entre los muchos que la conocieron por lo sorpresivo de su partida: este domingo la internaron aquí, luego en Ciudad Juárez y el jueves por la tarde se notificaba su deceso por complicaciones del Covid-19.

"En 15 días he perdido a tres familiares: a mis abuelitos y ahora a mi hermana", dijo ayer Karina con la voz entrecortada, tratando de contener las lágrimas y ataviada con su típico traje de la "Payasita Boom", para rendir homenaje a su consanguínea y compañera, pues el deseo de Margarita era que al morir la despidieran con su vestuario de la "Payasita Chiquis", globos y música.

En lugar de eso, nadie pudo siquiera despedirse de Margarita como tradicionalmente se hace, en el día templado de ayer a las 3:30 de la tarde su cuerpo que ni siquiera llevaba ropajes y estaba envuelto en una bolsa, llegó directo desde Ciudad Juárez con escala sólo en la funeraria "La Paz" en donde cuatro de ellos, protegidos con traje especial, le dieron inmediata sepultura ante la mirada de las cerca de 30 personas a las que se les permitió la entrada al cementerio.

A su manera, Karina no podía dejar de cumplir parte de los deseos de su dupla en el mundo de las risas, así que apoyada por sus familiares y amigos llevaron muchos globos, de todos colores y le dedicó algunas canciones, entre ellas "yo te extrañaré" y "amor eterno", llenado el ambiente de un sentimiento que sobrecogía a todos los presentes.

Joven, con toda una vida por delante, Margarita Yudith había cumplido con su hermana 14 años de carrera el pasado agosto, sobrepuesta apenas de una operación por afectaciones a sus pulmones que se realizó en Estados Unidos, donde no se recuperaba del todo pero ya tenía su vida "normal" y de pronto, al regresar a su tierra en Nuevo Casas Grandes todo se complicó, comenzó a sentirse cada vez más mal hasta terminar en el Hospital Integral el domingo, de ahí a Ciudad Juárez y en la misma semana, se notificó que había perdido su batalla contra el Covid-19.

Cuando se dio la noticia de que había sido internada, hubo una gran respuesta de la gente por tratar de ayudarlas, dado el gran aprecio  que habían sembrado en su trayectoria como "Las Chiquis Boom", donde incluso tenían intervenciones altruistas en favor de los niños con discapacidad, siempre dispuestas a alegrar la vida de los demás, por eso había optimismo general cuando su familia publicó que "ya estaba más estable" hace dos días, para luego recibir la noticia pública de su repentino fallecimiento.

"Quizá sabíamos que no la iba a librar, que estaba sufriendo mucho y reconfortarnos que ahora ya está en paz, pero fue algo muy horrible, perderla y ver que la sacan así nada más del hospital y detrás de ella otros tres que fallecieron también por Covid, envueltos en bolsas para entregárselos a sus familias", narró Karina.

Ella cita por ejemplo a sus otros familiares fallecidos en estos últimos 15 días, que antes se veían muy sanos y de pronto, al contagiarse su semblante era de cansancio, con sus ojos denotando un profundo agotamiento y saber ella por ejemplo, que estaban sufriendo de verdad porque padeciendo de tos desde niña, sabía lo que era estar en esas condiciones de enfermedad, aunque sin saber los alcances tan graves de este virus.

"Gracias a todos los que nos apoyaron y sobre todo por sus oraciones, que es lo que más nos hace falta en estos momentos: oración por todo lo que estamos pasando. Todo esto -yo digo, porque cada quien su pensamiento- está pasando para ver si cambiamos como personas, empezar de nuevo, dejar el orgullo, el rencor y arrepentirnos, porque estarle echando a la gente no sirve de nada, este virus vino por algo, y quizá sea para darnos cuenta de muchas cosas", confesó Karina, contrastando su semblante triste con los vivos colores de su traje y maquillaje como la "Payasita Boom".