Local

Corrigen retraso académico con educación especial

Alumnos que iniciarían a leer y escribir fueron los más perjudicados por clases a distancia

Guadalupe Lagunas/El Diario

miércoles, 13 octubre 2021 | 14:09

Guadalupe Lagunas Márquez/El Diario

Nuevo Casas Grandes.- La implementación de clases virtuales, situación obligada por la pandemia Covid-19, afectó a estudiantes de nuevo ingreso en educación básica, por lo que las instituciones se han visto obligadas a pedir el apoyo a Centros Psicopedagógicos para la regularización académica.

Derivado a la suspensión de clases presenciales en las escuelas de todos los niveles educativos, pero en especial, en educación básica, alumnos se han visto afectados académicamente, siendo principalmente alumnos de primer y segundo grado.

Lo anterior ya que la manera de aprender a leer y escribir que los docentes implementan en las aulas, se vieron entorpecidas puesto que, en la mayoría de los casos, el resultado de las clases virtuales no fue favorable.

Trabajar con menores de edad en el área de aprendizaje es un reto, en virtud de que cada uno de ellos tienen una manera diferente de adquirir un aprendizaje.

En base a ello, los docentes implementan variadas estrategias para que cada uno de los estudiantes aprendan a su manera y estas técnicas en las clases virtuales, no su pudieron implementar.

Es por ello, que estas instituciones educativas y padres de familia han optado por buscar la ayuda de Centros Psicopedagógicos para regularizar el nivel académico del alumno, con la finalidad de que esté al día con los temas vistos en las sesiones y que no se vea afectado para el próximo ciclo escolar.

Ante esta situación, estos Centros se han visto saturados ante la problemática que se presentó durante las clases virtuales, siendo el mayor problema el rezago educativo.

Además, enfrentan retos en cuanto a atender a alumnos con discapacidad, problemas de lenguaje y de alfabetización, por lo que las esperanzas de que logren nivelar su nivel de estudio, queda en las manos de las maestras de apoyo.

De igual manera se ha trabajado con problemas de conducta, mismas que se han visto alteradas durante la pandemia, y es que los menores de edad se mantienen en actividad constante, y al estar aislados de sus compañeros o actividades públicas, los cambios de humor se han mantenido al orden del día.