Local

Cierra Bismark; se viene crisis para Ascensión

Tiene días liquidando a sus empleados de los que dependen alrededor de 900 personas y un gran porcentaje del flujo económico para este municipio

Víctor Hugo Valdovinos
El Diario

miércoles, 01 julio 2020 | 10:30

Nuevo Casas Grandes.- Luego de casi tres décadas de operaciones y un crecimiento que llegó a hacerlo un gran centro minero en la región y el estado, Bismark anunció ayer el cierre de sus actividades en medio del turbulento episodio económico que impuso la pandemia por el paro obligado a las empresas de todo tipo.

Pese al anuncio oficial ayer en su página digital, trascendió que Minera Bismark tiene días liquidando a sus empleados de los que dependen alrededor de 900 personas y un gran porcentaje del flujo económico del municipio de Ascensión.

Ante la falta de actividad económica, algunos habitantes incluso han comenzado a abandonar el lugar, dejando atrás el terruño que les dio trabajo, una familia y un hogar.

Y es que, encasillada en el clúster empresarial no esencial, Minera Bismark al parecer no sobrevivió a los efectos secundarios del coronavirus y ayer dijo adiós a Ascensión, dejando a la deriva a cientos de familias que en torno a su nicho de actividades, habían construido escuelas, plazas, tiendas, iglesia y lo indispensable para funcionar como una comunidad independiente.

A 50 kilómetros de la cabecera municipal de Ascensión, Bismark empezó a instalarse desde 1989 como subsidiaria de Industrias Peñoles con la extracción de cobre y plomo, pero principalmente de zinc.

El crecimiento acelerado de la mina, hizo que Bismark se constituyera como un gran centro económico para la derrama en Ascensión, logrando una población de cerca de 100 personas de las que varias tienen su lugar de nacimiento ahí mismo, pues contaba hasta con clínica.

Con profunda tristeza y nostalgia, pobladores de esta comunidad minera han estado compartiendi en las redes sociales sus experiencias como parte de la dinámica y la vida de Minera Bismark, donde incluso se abrió un concurso para poemas e historias que reflejen el alma de lo que fue la época dorada del centro minero.

Así, el impacto económico de este cierre en plena crisis por la pandemia del Covid-19, sumirá a Ascensión en una seria situación donde los ahora exmineros, ya no comprarán en el municipio y muchos habitantes de aquí, vieron esfumada su fuente de empleo pues varios se trasladaban hasta allá para laborar.

El director de clusters mineros en el estado, Gerardo Durán, ya había previsto la semana pasada que por diversos factores incluyendo la pandemia que obligó al cierre de la industria minera por considerarla no esencial, las empresas explotadoras de mineral en Chihuahua sufrirán una caida de alrededor del 20 por ciento en sus exportaciones.

Hoy, terminado el sueño y empezando el mes con un "nuevo amanecer" para Ascensión, la única esperanza para los habitantes de este municipio y para la propia región, sería la cristalización de los rumores de una nueva minera que se dice, vendría con nuevas tecnologías y con otro tren de mercadotecnia porque al parecer, aunque en Bismark ya no es costeable el zinc, las voces hacen eco de que se han hallado vestigios de uno de los metales más preciados del mundo: el oro.