Internacional

Se prepara Ucrania para apagones prolongados tras ataques rusos

El presidente Volodymyr Zelensky anunció una campaña nacional para preparar miles de centros improvisados para brindar servicios básicos

The New York Times

The New York Times

miércoles, 23 noviembre 2022 | 09:27

Kiev.- Con la red eléctrica de Ucrania sufriendo daños “colosales” después de las oleadas de ataques con misiles rusos, el presidente Volodymyr Zelensky anunció una campaña nacional para preparar miles de centros improvisados para brindar servicios básicos en caso de apagones prolongados.

“Si se producen de nuevo ataques rusos masivos y si se llega a un entendimiento de que el suministro eléctrico no se puede restablecer en unas horas, se activará el trabajo de los ‘Puntos de invencibilidad’”, dijo a la nación en su discurso nocturno este martes.

“Todos los servicios básicos estarán allí”, dijo, incluida la electricidad, las comunicaciones móviles, el acceso a Internet, la calefacción, el agua y los suministros de primeros auxilios.

Casi ninguna planta de energía térmica e hidroeléctrica permanece intacta después de las oleadas de ataques rusos contra la infraestructura energética en los últimos meses, según el jefe de la red eléctrica nacional de Ucrania.

“La escala de la destrucción es colosal”, dijo Volodymyr Kudrytskyi, jefe de Ukrenergo, en una conferencia de prensa este martes.

Oleksii Danilov, jefe del consejo de defensa y seguridad nacional de Ucrania, dijo que un aluvión de ataques el 15 de noviembre, incluidos más de 100 misiles y drones, fue el ataque más amplio a la infraestructura energética del país en la guerra hasta el momento.

Si bien Moscú se está quedando sin misiles de crucero de precisión, según Ucrania y sus aliados, los informes de inteligencia ucranianos sugieren que el Kremlin todavía tiene suficiente en su arsenal para llevar a cabo ataques de una escala similar “tres o cuatro veces más”. Funcionarios ucranianos y estadounidenses también han dicho que Moscú está mirando a Irán y Corea del Norte para reponer sus reservas.

Andriy Yermak, asesor de Zelensky, dijo que los ataques aéreos contra la infraestructura energética son parte de una "estrategia maligna" de Rusia, que ha sido empujada a posiciones defensivas en el sur y el noreste después de que las fuerzas ucranianas recuperaran alrededor del 55 por ciento del territorio ocupado por Moscú durante los primeros meses de la guerra. Rusia permanece en el ataque hacia una ciudad del este, Bakhmut.

“Su objetivo es obvio: provocar una catástrofe humanitaria a gran escala, provocar otra crisis de refugiados en Europa”, dijo Yermak en un comunicado. “Es obligar a Ucrania a hacer la paz u obligar a Occidente a obligar a Ucrania a hacer la paz”.

Zelensky dijo que estaba claro que Rusia buscaba “convertir el frío del invierno en un arma de destrucción masiva”.

El esfuerzo de Moscú por sumir a la nación en la oscuridad y las condiciones de congelación ya ha obligado a la empresa nacional de servicios públicos a implementar apagones continuos controlados y extensos, dejando a casi todos en el país sin electricidad entre 4 y 12 horas al día.

Sin saber cuándo llegará la próxima ola de misiles rusos, y qué tan efectivas serán las defensas aéreas ucranianas para mitigar su impacto, los funcionarios ucranianos deben considerar la posibilidad de que un daño mayor les impida proporcionar servicios básicos.