Estado

Tu voto cuenta

.

José López Zamorano / La Red Hispana

jueves, 03 junio 2021 | 22:07

Washington— La primera solicitud presupuestal del presidente Joe Biden para temas migratorios y fronterizos es un claro recordatorio de que tu voto cuenta.  Para muchas personas en nuestra comunidad, la participación en la vida cívica es vista todavía como un asunto distante de nuestra vida diaria, una actividad exclusiva de los políticos en Washington.

Pero el presupuesto de Biden, que revierte muchas de las prioridades del gasto de la era de Trump y asigna partidas económicas sin precedentes para atender a las familias y a los niños migrantes no acompañados, muestra que aquellas personas que votaron a favor de un cambio en las políticas migratorias, su voto tuvo un impacto significativo.

Para muestra un botón. El presidente Biden decidió gastar cero dólares para construir nuevos tramos del tristemente célebre muro de Trump en la frontera con México.

No sólo se trataba de un proyecto faraónico, oneroso e innecesario, sino que se estaba convirtiéndose en un signo de la hostilidad de una parte de Estados Unidos a los inmigrantes en general y especialmente a los más vulnerables, los solicitantes de asilo.

Pero la generosidad del presidente no se quedó ahí. Tu petición presupuestal incluye más de 3 mil millones de dólares para la agencia que atiende a los menores migrantes no acompañados, así como a los solicitantes de asilo, la mayoría procedentes de los países del triángulo del norte de Centroamérica.

Preocupado por la salud de los migrantes no acompañados detenidos, el presidente solicita además 163 millones de dólares para que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) a llevar a cabo evaluaciones y tratamientos médicos para los menores, así como actividades de seguimiento en salud y apoyo para el manejo de enfermedades infecciosas, en medio de la pandemia del Covid-19.

Por si fuera poco, el presidente pidió alrededor de 30 millones de dólares para financiar el programa que está dedicado a reunificar a las familias migrantes que fueron separadas en la frontera por la polémica política de intolerancia cero del presidente Trump, además de 50 millones de dólares para instalar nuevos aparatos de rescate que permitan localizar a migrantes en situaciones de emergencia en la frontera y recursos para la contratación de 100 nuevos jueces migratorios.

En el caso de la migración legal a los Estados Unidos, el presidente pide 345 millones de dólares para la Oficina de Ciudadanía y Servicios Migratorios (USCIS) con objeto de abatir el rezago existente de cientos de miles de casos, además de agilizar los casos de por lo 125 mil refugiados.

Es evidente que el desenlace de las pasadas elecciones presidenciales marcó un antes y un después en materia de política migratoria.

Pero para poder votar o postularse se requiere ser ciudadano de los Estados Unidos y todavía hay demasiados millones de residentes legales permanentes de origen hispano que no han dado ese paso.  Esperemos que lo que está ocurriendo en materia migratoria sea el mejor incentivo para naturalizarse y dar un paso que puede ser decisivo para el futuro de nuestra comunidad latina.