Estado
Destraban conflicto en cruces

Resuelven gobernadores de Chihuahua y Texas crisis

Maru Campos y Greg Abbott acuerdan eliminar revisiones exhaustivas a transporte de carga

Cortesía / Ambos mandatarios firmaron una resolución para agilizar el cruce de mercancías

Orlando Chávez / Ivanna Leos
El Diario

viernes, 15 abril 2022 | 10:05

La gobernadora de Chihua-hua, Maru Campos, y el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmaron ayer un acuerdo de colaboración en materia de seguridad, el cual tuvo como primer beneficio la agilización del transporte de carga en los cruces fronterizos.

Con el acuerdo entre ambos mandatarios se puso fin a una crisis que afectó al sector productivo, debido a las largas esperas para cumplir con las inspecciones por el lado de Estados Unidos. 

Los gobernadores dieron un mensaje en conjunto luego de una serie de reuniones efectuadas ayer por la mañana y al mediodía, que dio como resultado la colaboración entre los dos estados.

En sus discursos destacaron la necesidad de trabajar de manera coordinada por el bien de ambas entidades.

Maru Campos presentó los avances que se han tenido en materia de seguridad en Chihuahua, además de que explicó que está por implementarse el Programa Centinela en Ciudad Juárez, el cual consta de vigilancia con cámaras, así como el uso de tecnología para abatir más los indicadores delictivos.

Añadió que se colocarán filtros de seguridad y otros controles que harán de ésta una frontera más segura. Chihuahua es el segundo estado que logra un acuerdo de estas características con Texas, después de Nuevo León.

Tras la firma del memorándum de entendimiento entre los gobiernos de Chihuahua y Texas, el segundo filtro de revisión –ubicado en los cruces fronterizos de Texas– ya fue retirado por el gobierno de Abbott.

Con esta acción se da cumplimiento inmediato a parte de los acuerdos que permitirá el tránsito de vehículos de carga, siempre que éstos cumplan con la normatividad establecida.

La gobernadora Maru Campos sostuvo ayer una intensa agenda de reuniones con diversas autoridades del vecino estado de Texas, en la que ha detallado las acciones que la entidad chihuahuense ha llevado a cabo desde hace siete meses para reforzar la seguridad de la frontera y todo el estado.

Abbott dijo que Campos presentó “el mejor plan de seguridad fronteriza que he visto de cualquier gobernador de México”, y dijo estar impresionado de las acciones que está realizando Chihuahua para proteger a la frontera y todo el estado.

Aseguró que la Plataforma Centinela es una innovación tecnológica de lo más sofisticado y moderno que ha conocido. 

Chihuahua acordó colaborar con el Departamento de Seguridad Pública de Texas y Abbott dijo que la Policía Estatal ahora podría regresar a las inspecciones aleatorias en la frontera de Texas.

El acuerdo se da luego que Texas implementó inspecciones más severas en los puertos de entrada internacionales para reducir el número de vehículos inseguros que entran en Texas.

El acuerdo también compromete a Chihuahua a apoyar la vigilancia fronteriza para evitar el cruce de droga y migrantes indocumentados.

En tanto, Abbott señaló que los Texas Troopers –Policía Estatal– continuarán revisando cada vehículo comercial que ingrese a Texas procedente de Tamaulipas y Coahuila, estados con los cuales no ha pactado.

“Es una situación de ‘ganar-ganar’”, dijo Campos Galván sobre el acuerdo.

La reunión se originó debido a la saturación de tráfico comercial que ha surgido durante los últimos días en los puertos de entrada fronterizos debido a la “inspección mejorada” encabezada por el Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas y ordenada por Abbott.

“El presidente Biden nunca ha venido a la frontera de Texas y no ve el caos que está causando. No va a venir a la frontera. Texas está cansado de ser el muelle de descarga de inmigrantes ilegales cruzando la frontera”, dijo Abbott durante la reunión con Campos. 

Las revisiones a vehículos comerciales fueron anunciadas las semana pasada por Abbott en respuesta a la decisión del presidente Joe Biden de eliminar a partir de mayo el llamado Título 42, provisión que permitía a Estados Unidos rechazar la entrada de migrantes para evitar contagios de Covid.

Al abolirse el acuerdo se espera la llegada de miles de extranjeros a Texas en busca de asilo.

Trabajarán de ‘manera colaborativa’

En conferencia, Campos y Abbott dijeron que trabajarán de “manera colaborativa” para restaurar el proceso de inspecciones en el cruce fronterizo para permitir que se realicen de manera más rápida.

Asimismo, colaborarán para detener el flujo de migrantes procedentes de más de 100 países que ingresan a Texas de manera ilegal a través de Chihuahua, incluyendo la provisión de recursos para responder a las áreas de conflicto según las vaya identificando el Departamento de Seguridad Pública de Texas.

La gobernadora Campos agregó que Chihuahua ya ha iniciado y continuará realizando mayores medidas de seguridad en su frontera, tanto en los puertos de entrada como a lo largo del río Grande para prevenir la migración ilegal desde Chihuahua hacia Texas.

Estas medidas incluirán la Plataforma Centinela, la cual es una inversión tecnológica de casi 200 millones de dólares que permitirá a la Policía Estatal de Chihuahua rastrear vehículos desde el momento en que salen del parque industrial en Juárez hasta que crucen la frontera hacia Texas. 

Las tecnologías incluyen, según Campos, drones para patrullar la frontera, bases de datos con inteligencia artificial por medio del registro de licencias de conducir y filtros biométricos para asegurar la captura de líderes de cárteles. (Orlando Chávez / El Diario / Ivanna Leos / El Diario de El Paso)