Estado

Pérdidas de 900 mdp por cierre de salones

Empresarios buscan tener participación en el Comité de Salud para que vean cómo se han preparado para reabrir los negocios

Manuel Quezada Barrón/El Diario

viernes, 11 septiembre 2020 | 11:30

Chihuahua.-Pérdidas por más de 900 millones de pesos, el cierre definitivo de 460 salones de eventos, restaurantes-bar y de otros giros del sector turístico, entre marzo a julio, es parte del saldo registrado por la inactivada de seis meses decretada por las autoridades a causa de la pandemia del Covid-19 en la ciudad de Chihuahua.

Lo anterior lo informaron ayer el presidente de Canaco, Edibray Gómez, los presidentes de secciones especializadas de salones de eventos y restaurantes, Alejandro Lazzarotto y Andrés Nava, quienes se pronunciaron porque las autoridades autoricen a la apertura ordenada y disciplinadamente estos giros, spas, consultorios dentales, agencias de viaje.

Edybray Gómez dijo que los empresarios están desesperados y ahora no solo se vive la pandemia del Covid-19, sino importantes casos de depresión, ansiedad, suicidios y pérdida de valores “porque nos han quitado lo que más anhelamos, la libertad y salud, y haremos lo que sea para fortalecer la economía tan lacerada en nuestra bella ciudad”.

Informó que mantienen comunicación y acercamiento con las autoridades del Estado y Municipio, para seguir desarrollando las actividades de los negocios a través de mecanismos y certificaciones que permitan el regreso seguro a la actividad comercial y de servicios.

Gómez Gallegos hizo un reconocimiento al personal médico y de enfermería que dan todo por preservar la vida de los chihuahuenses, y dejo en claro que ésta es lo principal a preservar, no obstante, también se requiere dar oportunidad al trabajo de una manera responsable y segura.

Indicó que ya se tiene seis meses con puertas cerradas en salones de eventos, restaurantes, centro de turismo, agencias de viajes, spas, consultorios dentales e incluso hoteles.

El presidente de Canaco observó que en este dialogo con las autoridades ya se establecieron criterios de revisión y certificación de los negocios por lo que ya están listos para reiniciar labores.

Señaló que están en condiciones de que las autoridades les permitan reabrir los salones de eventos de forma ordenada y disciplinadamente, en estéticas, spas y odontólogos, están listos y dominan todos los protocolos de higiene y seguridad.

Informó que los empresarios buscan tener participación en el Comité de Salud para que vean cómo se han preparado para reabrir los negocios.

La pandemia ha dejado mucha enseñanza y se ha revalorado más la vida y el mismo trabajo, recalcó.

Edybray Gómez dijo que ya se registraron 460 empresas cerradas de marzo a la fecha y están muy desesperados, ya que no hay ninguna empresa que pueda aguantar más de dos meses, pero ya tienen más de seis meses con eso, y muchos más siguen resistiendo.

Subrayó que viven un milagro y se puede decir que las empresas están sobre viviendo y esperan que los dejen trabajar de una vez.

Los empresarios tuvieron como invitados a Beatriz Arteaga, en representación de los giros de salones de eventos y Leopoldo Bustamante, del sindicato de músicos quienes hablaron de los efectos del cierre de negocios en sus sectores.

A decir de la empresaria, tan solo el giro de salones de eventos, los cerca de 80 establecimientos afiliados tienen una pérdida de unos 200 millones de pesos, una cifra que se incrementa considerablemente si se toma en cuenta que hay al menos 400 locales en la ciudad que no pueden trabajar desde marzo pasado.

La situación financiera de los negocios es verdaderamente grave ya que prácticamente se perdió este año y se ve complicado el siguiente, ya que, en el mejor de los casos, los eventos programados fueron ya reprogramados para el próximo año.

Sin embargo, muchos negocios incluso enfrentan demandas por los clientes, ya que, en medio de la pandemia, los clientes piden la devolución de sus apartados, o bien, la celebración de los eventos, cosa que no se puede.

La mayoría de los negocios ya están en el buró de crédito porque no han podido hacer frente a sus compromisos de pago de tarjetas, créditos y otros, simplemente porque no tienen entrada alguna de dinero.

A su vez, Leopoldo Bustamante dijo que al menos cuatro mil 500 músicos están también afectados por situaciones similares, ya que la gente no confía en que se podrá amenizar sus fiestas y demandan la devolución de los anticipos.

La gente no quiere reagendar sus eventos y demanda la inmediata devolución de dinero, cosa que ya es muy difícil.

Por último, el presidente de Canaco, recalcó que están desesperados y piden prácticamente a gritos que los dejen trabajar nuevamente en la ciudad de Chihuahua, con el compromiso de hacerlo de una manera ordenada y responsable, cumpliendo cabalmente con los protocolos para proteger la salud de los clientes y los mismos trabajadores.