Estado

Niega TSJ información sobre audiencias privadas

Rechaza dar informes a pesar de que el Artículo 5o. del Código Nacional de Procedimientos Penales afirma que deben ser públicas

Cortesía / Instalaciones del Tribunal Superior de Justicia, en la ciudad de Chihuahua

De la Redacción / El Diario de Chihuahua

jueves, 24 noviembre 2022 | 06:00

Chihuahua.— El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) negó a El Diario proporcionar información del número de audiencias de control de carácter penal que se han realizado de manera privada durante la actual administración, contraviniendo el principio de máxima publicidad.

A través de respuesta a una solicitud de transparencia con folio 080144522000441, el jefe de la Unidad de Transparencia, Víctor González Castro, evadió responder cuestionamientos acerca del número de audiencias en cuyos jueces determinaron cerrar la puerta a los medios de comunicación.

En el documento oficial del TSJ se establece que se remitió un correo a diana.lopez@stj.gob.mx “con información referente a las audiencias celebradas de manera pública y privada en el Juzgado de Control del Distrito Bravos en el último año”, pero no proporcionó ni siquiera esa información.

Si en esas audiencias hubo o no presencia de medios de comunicación, “no estamos obligados a elaborar documentos ad hoc para atender solicitudes de información”, agrega la respuesta del Tribunal estatal.

De acuerdo con el Artículo 5o. del Título II Principios y Derechos en el Procedimiento del Código Nacional de Procedimientos Penales, relativo al principio de publicidad, las audiencias serán públicas, con el fin de que a ellas accedan no sólo las partes que intervienen en el procedimiento sino también el público en general.

Sin embargo, aunque establece que el debate debe ser público, el órgano jurisdiccional podrá resolver excepcionalmente, aun de oficio, que éste se desarrolle total o parcialmente a puerta cerrada cuando pueda afectar la integridad de alguna de las partes, o de alguna persona citada para participar en él.

Asimismo, si la seguridad pública o la seguridad nacional puedan verse gravemente afectadas; o que peligre un secreto oficial, particular, comercial o industrial, cuya revelación indebida sea punible.

También cuando se estime conveniente, o que se afecte el interés superior del niño y de la niña en términos de lo establecido por los tratados y las leyes en la materia.

Aunque no se tiene estadística oficial de las audiencias en cuyos juzgadores han solucionado declararlas privadas, El Diario ha documentado algunos casos en que ha sucedido sin que se hayan dado a conocer las razones.

Una de las audiencias celebradas en secreto fue la de cuatro policías procesales que fueron sujetos de prisión preventiva luego de ser inculpados por los delitos de homicidio calificado y homicidio en grado de tentativa por los hechos ocurridos dentro del Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) No. 3, durante el “jueves negro”, el 11 de agosto.

En este caso, Israel Hernández, vocero del Tribunal, dijo que el juez de apellido Muñoz determinó que la audiencia inicial fuera privada “por la información que sería dada a conocer”, por lo que reporteros de Juárez y Chihuahua quedaron fuera de la escucha del inicio del proceso penal contra los acusados, contrario al principio de máxima publicidad, indica el archivo periodístico.

También la audiencia de vinculación o no a proceso contra Hugo Manuel C., empleado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) acusado de violación agravada, se realizó a puerta cerrada. Lo mismo que las audiencias del caso del colegio privado Montessori Internacional, cuyas maestras recientemente fueron absueltas del delito de abuso sexual agravado.

En estos casos, los procesos fueron transmitidos en una sala de los juzgados ubicados en el eje vial Juan Gabriel, de acuerdo con publicaciones de este medio.