Estado

Niega Corral reapertura en Juárez

Rechaza en reunión exigencia del sector privado fronterizo

Eduardo Lara / Salvador Castro / El Diario

jueves, 18 junio 2020 | 10:12

Ciudad Juárez.- Ante la postura de los empresarios que piden la reapertura comercial en Ciudad Juárez, el gobernador Javier Corral Jurado les dijo que no abrirán hasta que cumplan con determinados compromisos y los transmitan a los habitantes fronterizos.

El Diario tuvo acceso a algunas expresiones de inconformidad dentro de los grupos de comunicación del sector privado, en los que señalan la cerrazón del mandatario durante el encuentro celebrado en las oficinas administrativas de Gobierno del Estado.

“Fue frustrante y desalentador la postura del gobernador, como hablarle a la pared. Una cerrazón que no se puede entender”, opinó uno de los empresarios.

“No es normal que el lunes prácticamente ya abren todos los estados, incluyendo CDMX, Estado de México y Querétaro con problemas mucho más graves que nosotros. Siempre los comerciantes formales, los más golpeados”, señaló.

Otro de los empresarios opinó que el gobernador no entiende la situación de los comerciantes.

No, todavía no” Les contestó el gobernador a los empresarios.

“Nos queda claro que él, como el Peje, jamás tuvieron aunque fuera un pequeño changarro y no pueden comprender que nosotros somos como el caballo que tira de la carreta, para que ellos puedan cobrar”, señaló.

Otro de los comerciantes manifestó su inconformidad por la cerrazón del gobernador. “No se puede respetar la opinión de un gobernante cerrado desde su escritorio y sin conocimiento real de la problemática general, cuando sus estadísticas no dan para abrir los centros comerciales y por otro lado, no controla todos los comercios, ambulantes que ya abrieron por hambre y sin ninguna distancia de salud”, opinó.

Lo anterior fue respaldado por otro de los asistentes, quien señaló: “De nueva cuenta los que se están beneficiando de esto son todos los negocios informales, porque nunca les hacen nada y lo que estamos en regla y podemos tener mayor control en las medidas sanitarias nos ahorcan”.

Agregó que no dejan abrir a un restaurante, pero sí hay ambulantes operando, “no dejan abrir un centro comercial, pero las segundas Los Herrajeros nunca cerraron”.

En la reunión a puerta cerrada estuvieron integrantes del gabinete como Alejandra de la Vega y Mario Dena, y por parte del Sector Salud Arturo Valenzuela Zorrilla y la encargada de Salud en el estado, Leticia Ruiz González.

En tanto que asistieron integrantes de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Index y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Ciudad Juárez.

“Fue un acercamiento para ver el tema de la reapertura, los protocolos y manuales ya los conocemos, aquí la insistencia es lograr el regreso a las actividades”, comentó Rogelio González Alcocer, presidente local de Canaco.

El también presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en esta frontera indicó que la reunión con el gobernador con los diferentes organismos de la iniciativa privada fue con la intención de lograr un entendimiento entre ambas partes para aplicar un proceso ordenado de reactivación.

Según estimaciones de Canaco, cerca de 200 empresas afiliadas a la cámara han tomado la decisión de cerrar, de las cuales 80 no podrán volver a abrir.

“La gente tiene que cuidarse, existe mucha irresponsabilidad, pero las personas andan en la calle no por desobediencia, sino por necesidad. Entendemos que como empresarios no podemos rebelarnos y abrir aunque permanezcamos en rojo, es por eso que tenemos que hacer una alianza con el gobierno y no bajar la guardia”, agregó.

Eduardo Ramos Morán, presidente de Coparmex Juárez, explicó que durante la reunión se revisaron las preocupaciones de los empresarios en el tema de la reapertura y la capacidad hospitalaria que hay actualmente en la ciudad.

“Hay una urgencia de abrir los negocios, puesto que las rentas y salarios están asfixiando la economía local y requerimos tener una reactivación con certeza”, dijo.

Compromisos

Asimismo aseguró que el gobernador Corral Jurado se comprometió con el sector empresarial a mantener una constante comunicación para darle seguimiento a la reapertura y haya una responsabilidad compartida.

“Es importante que como empresarios informemos a nuestros socios que hay que cumplir las normas y persuadir a los trabajador a mantener las recomendaciones de salud”, comentó.

Pedro Chavira, presidente de la Asociación de Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) de esta ciudad, señaló antes de la reunión que se atendió el llamado del gobernador para escuchar su mensaje y buscar una mejor coordinación durante la reapertura.

Chavira Gutiérrez explicó que aunque la industria maquiladora ha podido cumplir con las recomendaciones del Sector Salud durante el proceso de reapertura, los principales problemas a los que se enfrentan es la obtención de las pruebas rápidas para Covid-19, así como mantener la distancia adecuada entre trabajadores.

“Ahorita tenemos empresas trabajando ya a un 70% y 80% de las viejas esenciales, mientras que las nuevas están operando a un 30% de su capacidad. No esperamos que las compañías logren regresar al 100% este año. Respecto a la reunión con el gobernador, venimos a escuchar lo que tiene que decirnos sobre las reaperturas, como Index no presentamos una solicitud en específico”, comentó.

Comunicación Social de Gobierno del Estado informó que en la reunión se establecieron los compromisos que deberán adquirir los sectores económicos y transmitirlos a los habitantes fronterizos, “para que se pudiera eventualmente, si los indicadores de la semaforización y los acuerdos con el sector salud permitan, un cambio a color naranja”.

Señaló que se detallaron los criterios del semáforo que permitirá la reapertura segura y ordenada, reconociendo Corral Jurado “la colaboración de los empresarios en el cuidado de la salud de los fronterizos. Buscando en todo momento no arriesgar el esfuerzo realizado en contener la pandemia, por lo que el diálogo se basó en la reactivación económica controlada y con ello, no poner en riesgo a la población con el aumento de movilidad”.