Estado

Increíble pero un mala copa sigue en el cargo

La noche del 10 de febrero del 2021 fue de orgía alcohólica para un exfuncionario de Javier Corral que ayer mencionamos aquí y que continúa al frente de un cargo público, secretario técnico del Fideicomiso de la Ruta Troncal 1

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 25 marzo 2022 | 18:58

-Increíble pero un mala copa sigue en el cargo

-Preparan spot por gasolina “barata” en Juárez

-Otra vez el riesgo de los apagones

-Son dos denuncias contra magistrado

La noche del 10 de febrero del 2021 fue de orgía alcohólica para un exfuncionario de Javier Corral que ayer mencionamos aquí y que continúa al frente de un cargo público, secretario técnico del Fideicomiso de la Ruta Troncal 1.

Ayer dijimos que es el responsable del fracaso en ese proyecto al que le han sido metidos más de mil 300 millones de pesos del presupuesto público y simplemente no está funcionando. Salió su nombre por su asistencia insólita esta semana a un foro sobre nueva legislación del transporte.

Nos referimos, en efecto, a José María Fernández Sigala, quien ayer mismo fue ubicado como uno de los asistentes a varias veladas-bohemias-borracheras encabezadas en Juárez por el exgobernador Corral y en las que el mala copa resultó siempre José María.

Alguno de los asistentes a una cena celebrada en febrero del año pasado, tras el informe de gobierno que presentó aquí Corral, Fernández Sigala hizo las de siempre. Bebió como todos los presentes, funcionarios, regidores, etc., pero fue el único en “deponer el estómago” en baño equivocado, en romper una mesa en una caída y en ser sacado de la residencia donde se celebraba el ágape porque le recordó el 10 de mayo hasta al jefe de escoltas de Corral, Juan Manuel Escamilla.

Ese fue el funcionario que tuvo siempre el exgobernador dirigiendo la Troncal 1 en el fideicomiso correspondiente como secretario técnico y es el mismo que permanece ahí mientras los nuevos administradores del Gobierno estatal continúan sacando la basura escondida abajo de las alfombras.

Alguna testigo de aquellas adoraciones a Baco que se prolongaban por toda la noche nos hizo llegar un par de fotos donde aparece justo José María echando copa, tras copa... o cubas. Presentamos para nuestros lectores en versión digital las imágenes.

Es posible que ahí encontremos parte del fracaso en la Troncal 1.

***

Seis, siete y hasta ocho pesos de diferencia por litro de gasolina es el cielo en la tierra para los habitantes de esta frontera. A 350 kilómetros de distancia, en la ciudad de Chihuahua, anda el litro con promedio de 22 pesos; en El Paso, a cerca de 21 pesos. A 16 en Juárez.

Esos números son aproximados; en Chihuahua hay estaciones de servicio con precios de hasta 20 pesos y en Juárez anduvo rozando ayer cada litro (de verde) los 17 pesos. Conforme se desarrolla la invasión de Rusia a Ucrania y son sacudidas las economías en todo el mundo así se mueve el precio del combustible por todas partes.

En Juárez, por fortuna, siguen abajo los números comparados con otros lugares cercanos aunque parecen imparables los precios en alimentos y muchos otros productos.

Bueno, ese dato ha sido “descubierto” como filón de oro por la Cuarta Transformación y pronto, muy pronto, será convertido en spot de radio y televisión en la voz del jefe de Morena en la Cámara de Diputados.

Sin duda con la publicidad buscarán reforzar la imagen de Andrés Manuel López Obrador hacia la “ratificación” popular del próximo 10 de abril.

Los detalles correspondientes para el spot fueron afinados discretamente en una comida que sostuvo el jefe moreno el jueves en El Ardeo con el alcalde, Cruz Pérez Cuéllar y otros integrantes de su equipo.

Paralelamente a esa estrategia de la gasolina, por su lado Juan Carlos Loera ha intensificado los beneficios generados por la Cuarta Transformación con las vacunas anticovid y tras acciones positivas del Gobierno federal.

Eso significa que los guindas siguen cuidando a Ciudad Juárez como el bastión electoral que es con la llegada de Pérez Cuéllar a la alcaldía, pero más aún, con el empuje encabezado aquí por el propio Presidente de la República.

***

Al acercarse la temporada de calor, dentro de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) temen que puedan presentarse otra vez apagones debido a que el abasto garantizado para la frontera es poco mayor al 90 por ciento de la demanda prevista.

Esto se debe a que la infraestructura de la CFE no ha tenido inversiones en más de 12 años, lo que supone un problema inmediato para la empresa pública, más allá de que en el mediano y largo plazos esté previsto que la demanda sea del doble a la capacidad de abasto.

Luego de una reunión del superintendente de la Comisión en la frontera, Alejandro Hernández, con los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial, quedó en claro que la paraestatal contempla la distribución extra de 200 megavoltamperios (MVA) para la ciudad.

Para comprender ese incremento en dicha unidad de medida de energía, basta ver la proyección local de demanda en Juárez, que rondaría los 400 MVA entre los siguientes cinco años.

El problema a mediano plazo es ese, que la capacidad reconocida de incremento es la mitad de la demanda proyectada por los expertos, quienes ya han puesto focos rojos por la fuga de empresas o por la cancelación de planes de expansión, debido a la falta de electricidad para crecer en Juárez.

La crisis en el suministro de energía que la paraestatal debería garantizar tiene así proyecciones peores a las que se viven en la actualidad.

Un plan de largo plazo para garantizar el abasto ya es urgente y a eso habrá de avocarse la iniciativa privada, así como los tres niveles de gobierno. Hasta eso que cuando menos todos han tenido la apertura de aceptar el reto.

Pero hay un problema todavía más cercano que es la temporada de calor, cuando los pozos que abastecen el agua, los grandes complejos industriales y las casas-habitación demandan mayores cantidades de electricidad para refrigeración.

En este punto no hay previsión alguna de la CFE y desde la misma dependencia comienzan a salir advertencias de que la falta de inversión pública en mantenimiento y ampliación del suministro, pueden traer consecuencias en cuestión de semanas.

***

La denuncia contra el magistrado del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa (TEJA), Gregorio Morales Luévano, presentada por Juan Carlos Mendoza, defensor del exgobernador César Duarte, pone en aprietos al también exfuncionario de la Secretaría de la Función Pública.

Es más, algunos dentro del TEJA creen que de hecho pone al magistrado contra las cuerdas, pues hay otra denuncia de su compañera magistrada presidente del tribunal, Mayra Arroniz, por violencia y acoso laboral que data desde 2020.

Morales Luévano fue electo en el cargo del tribunal -cuya utilidad hasta la fecha no ha sido demostrada- durante el corralato. Fue el premio por armar desde la Función Pública expedientes contra duartistas que poco a poco se han ido diluyendo.

La nueva denuncia lo señala por falsificar y alterar documentos probatorios en un proceso contra Duarte Jáquez. Es lo mismo que ya habían denunciado otros acusados dentro de los mismos expedientes instruidos por Javier Corral, que al final terminaron en la nada jurídica.

Con esa nueva denuncia, el magistrado se vería impedido de conocer cualquier caso relacionado con los expedientes que integró como funcionario del Ejecutivo entre 2016 y 20219.

Si se le suma que Arroniz lo trae entre ceja y ceja desde que logró quitarlo como magistrado presidente, en realidad sí está a un pelito incluso de perder el cargo. Veremos.