Estado

-Abren "vacunación" especial afuera de antros y bares

.

GPS / Columna

viernes, 17 diciembre 2021 | 22:20

-Un Santaclós gigante ejerce de diputado

-Urge revisión en Congreso y Plaza de Armas

-Descubierta confabulación contra el notario

Propietarios de bares y antros reportan su preocupación debido a la cacería que elementos de las diversas corporaciones policiacas realizan justo afuera de sus establecimientos. Tienen muy armado su “operativo vacunación” y no precisamente contra el Covid.

La presencia de decenas de agentes no es meramente preventiva, sino todo lo contrario, se van en contra del conductor que sale de estos negocios ya sea para infraccionarlo o “vacunarlo” de manera inmediata. La cuota es de 500 pesos para arriba.

Esta situación es recurrente en varios puntos de la ciudad, como el canal del Chuvíscar, la vieja y deprimida zona dorada y el concurrido periférico De la Juventud.

Señalan que los agentes de seguridad, sean de la Policía Vial, Estatal e incluso Municipal, estacionan sus unidades justo afuera de los bares y en cuanto ven salir a un vehículo inmediatamente le marcan el alto para aplicarle su respectiva dosis.

Hay conductores que denuncian incluso a policías municipales que cierran el paso y piden la documentación a los automovilistas, lo que es un flagrante uso indebido de atribuciones.

Quién sabe si coordinados o cada corporación por su cuenta, el hecho es que desde hace varias noches es evidente que los agentes engordan su “marranita” de fin de año, ante la complacencia de los jefes que siguen haciéndose de la vista gorda.

La “vacunación” desde luego ahuyenta a la clientela en detrimento de los establecimientos que a duras penas buscan reponerse de los efectos de la pandemia y las restricciones impuestas, siendo uno de los sectores más golpeados por la crisis.

***

Vaya sorpresa que se llevaron los papás y sus pequeños hijos internados en el Hospital Infantil de Especialidades de esta ciudad, cuando un alto sujeto ataviado de Santaclós llegó hasta sus camas para dejarles algunos regalitos.

Tal vez a las niñas y niños les pasó desapercibido quién era ese Santa gigantón que les dejaba presentes en sus camas, a la par de que intentaba reírse como el tradicional ho-ho-ho.

Pero si hubieran reconocido al diputado panista Carlos Olson San Vicente, a lo mejor las risas hubieran sido mayores a las que se generaron entre los reporteros de un grupo de Whatsapp al que trascendió la supuesta noble acción del legislador.

Y es que el impulsor de la fallida reforma política durante el corralato, no ha dado señal o ha generado chispa alguna en cuanto al trabajo legislativo. Más allá de llegar caracterizado de papá Noel con los menores no se le ha conocido obra alguna.

La fotografía del legislador panista disfrazado, que arrancó más comentarios de burlas en el chat de los reporteros, se muestra en versión digital de GPS.

Increíble que el segundón del senador Gustavo Madero no ha dado resultado alguno como diputado durante los primeros tres meses que lleva como tal.

Rechazado como presidente de la influyente Comisión de Presupuesto al principio de la legislatura, parece que no le quedó de otra que hacerla de actor secundario, tanto caracterizado como Santaclós como en el ejercicio del cargo por el que cobra arriba de 100 mil pesos mensuales.

***

Desde los alrededores de la torre legislativa, en la meritita Plaza de Armas del centro de la ciudad, hacen un llamado urgente a la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología o a quien corresponda, para que revise la imagen de esta zona.

Y es que si usted transita por este punto de la ciudad, se va a percatar que en dos de los pisos del edificio que alberga al Congreso del Estado, se tiene publicidad de Movimiento Ciudadano y de la diputada por esta misma fuerza política, América García Soto.

La queja de propios y extraños es que el colocar publicidad en el primer cuadro de la ciudad está sumamente prohibida.

¿Por qué los legisladores sí pueden hacer uso de un espacio público y manchar la imagen urbana, mientras a los comerciantes les limitan hasta el menor letrero de sus ofertas?

No son los primeros en querer hacer este tipo de publicidad desde el edificio del Congreso del Estado, lo cual además de feo ni siquiera es efectivo.

Muchos ciudadanos desconocen dónde queda la sede del Poder Legislativo. Menos saben cuáles son las obligaciones de los diputados, a los que nadie conoce en sus distritos. Si son plurinominales, como es el caso, peor aún. Mejor ni hablemos.

Las imágenes de estos “espectaculares” nivel legislativo, se pueden apreciar en la GPS digital, para que juzgue usted si van o no van con la imagen urbana del primer cuadro de la ciudad.

***

Era tanta la obsesión del golfista Javier Corral para descarrilar a Maru Campos de la contienda electoral del presente año, que no le importó caer en una serie de ilícitos que hoy son investigados, como la falsificación de documentos que enredó al notario Luis Raúl Flores Sáenz.

Todo apunta a que de manera ilegal fueron sustraídos los libros notariales para falsificar la firma del fedatario. Por ahí va la conclusión a la que han llegado peritajes oficiales promovidos por el propio afectado. Por ahora todo se guarda bajo llave, pero tendrá que salir tarde o temprano.

Los documentos apócrifos se encuentran en manos de la Fiscalía del Estado, mientras el informe pericial adelanta que en efecto la firma del notario fue falsificada para la creación de los famosos recibos de la supuesta nómina secreta del gobierno de César Duarte.

Corral y los suyos actuaron con el mayor de los descaros, montaron un evento tipo “reality show” en el que se quiso exhibir a Maru Campos como responsable de cometer un delito, cuando eran ellos los que violaban las leyes con tal de perpetuarse en el poder vía Gustavo Madero.

El tiro les salió por la culata, como coloquialmente se dice, tanto en lo penal como en lo político-electoral. Ahora tendrán que enfrentar las consecuencias de sus actos, pues desde luego que el notario afectado buscará a quienes trataron de hacérsela.

Hay elementos de sobra para actuar en contra de los responsables, es lo que por ahora se sabe.

Los que tenían el poder sabían perfectamente lo que hacían y no les importó caer en la ilegalidad, fueron serviles a los caprichos de Corral y ahora Luis Fernando Mesta, César Peniche y Jorge Espinoza, serán los acusados de la confabulación ante la justicia.

***

Del Poder Judicial reportan que el puesto del magistrado, Gabriel Armando Ruiz Gámez, en el Consejo de la Judicatura (CJE) estaba condicionado legalmente a la permanencia del defenestrado Pablo Héctor González, quien acabó por renunciar el pasado 10 de noviembre.

Su periodo como magistrado concluyó recientemente y esto le impide ser parte del CJE, pero se rehúsa a dejar el cargo.

Pretende continuar de manera indebida hasta mayo próximo, gozando de la jugosa dieta que esto representa, no conforme, busca mantener a su esposa Verónica Peña al frente de los actuarios.

Lo delicado de este asunto es que al estar de manera ilegal en su cargo, las decisiones que tome el Consejo de la Judicatura podrían quedar sin efecto, debido a que uno de sus integrantes no cumple con los requisitos.

Tiene la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Myriam Hernández Acosta, la oportunidad para resolver este conflicto antes de que estalle la bomba y se metan en problemas legales innecesarios, que no serían bien vistos en una dependencia cuyo único fin es la impartición de justicia.

La fama que se carga Ruiz Gámez no es la mejor, quienes tratan con él lo califican como “lo peorcito” que hay en el Poder Judicial, además de que no lo bajan de traicionero.