Espectáculos

Sorprenderá final de serie 'Vida'

La calma recién conseguida se derrumba cuando las Hernández descubran que su padre está vivo

StarzPlay

Mauricio Angel/ Reforma

jueves, 23 abril 2020 | 10:27

Ciudad de México.- Tras invertir todo su esfuerzo y dinero en levantar el bar que les dejó su madre como herencia, y que las obligó a volver a su barrio, las hermanas Lyn (Melissa Barrera) y Emma (Mishel Prada) finalmente pueden sonreír.

Sin embargo, la calma recién conseguida se derrumba cuando las Hernández descubran que su padre está vivo, lo que desencadenará varios problemas en la tercera y última temporada de la serie Vida, que estrena el 26 de abril por StarzPlay.

"Por primera vez todo funciona a su favor: el bar está teniendo éxito y las hermanas al fin le sacan dinero. Además son felices cada una en una relación que está funcionando Hasta que llega otro secreto", contó Barrera en entrevista telefónica exclusiva.

"Ellas se enteran que su papá no está muerto, ha vivido cerca de ellas por muchos años y eso llega a sacudirles la vida entera. Cada una lidia de diferente manera con esta información y, una vez más, se crea un conflicto entre ellas".

Y aunque habían superado diferencias por su negocio y habían fortalecido su relación, la noticia termina por provocar que ambas se refugien en sus antiguas actitudes.

"Después de todo lo que ha crecido, Lyn empieza a retraerse. Lo que me gusta de su viaje es mostrar que las personas no cambian de la noche a la mañana. A ella la vemos dar 10 pasos al frente y cinco para atrás", señaló la actriz mexicana.

Pese a que los secretos de familia son los que más desestabilizan a las hermanas, Barrera destacó que el acierto de la serie es retratar la complejidad de los mexicoamericanos.

Y es que, además, las Hernández también deberán lidiar con el repudio de un barrio recio al cambio y hasta con los prejuicios de otros latinos, que las juzgan por no pertenecer al 100 por ciento a una cultura.

"En el sube y baja de Lyn, también enfrenta protestas en el bar de parte de activistas que no quieren que ella siga trayendo gente, y a la familia de su novio.

"Como son mexicanos y ella mexicoamericana, le hacen el feo y la tratan como menos. Eso es una exploración muy amplia de la realidad", expresó la también cantante.

Si bien los secretos familiares fueron la base del conflicto durante las tres temporadas, para las hermanas la verdadera paz se encuentra en la posibilidad de perdonar.

"Durante la serie, ella se la pasan enojadas con su difunta madre por todas las mentiras que piensan que les dijo y al final se revela algo importante que las hace entender muchas cosas de la vida de su madre.

"La revelación casi al final es como cerrar un ciclo y entender las razones de que su mamá era como era. Creo que será una de las cosas más satisfactorias para el público".