El Paso

Suspenden en Texas filtros en aplicaciones de Facebook

Violan leyes estatales de privacidad, asegura fiscal en demanda contra la empresa

Associated Press / La nueva batalla legal para el corporativo Meta

Reese Oxner/The Texas Tribune

viernes, 13 mayo 2022 | 06:00

Austin— Algunos filtros faciales de Instagram no estarán disponibles en Texas por ahora.

Meta, el conglomerado matriz de Instagram y Facebook, desactivó silenciosamente los filtros de realidad aumentada en sus plataformas en todo el estado el miércoles. La medida se produce dos meses después de que el fiscal general de Texas, Ken Paxton, demandara a la empresa con sede en California, diciendo que algunas de las prácticas y características de la empresa violaban la privacidad de los texanos. La demanda es parte de los conflictos en curso entre los funcionarios de Texas y las empresas de redes sociales.

Los filtros deshabilitados son superposiciones en 3D que cambian la apariencia de un usuario o agregan accesorios como sombreros, vello facial u orejas y hocicos de perros caricaturescos. 

Otros filtros de Instagram que cambian sólo la iluminación o agregan matices a las fotos siguen estando disponibles para su uso.

Los funcionarios de Meta dijeron que agregarán una opción para que los texanos vuelvan a optar por sus cuentas individuales en el servicio más adelante. Según la demanda, alrededor de 20.5 millones de texanos usaron Facebook el año pasado.

En su demanda, Paxton dijo que Meta violó una ley de Texas que prohíbe la forma en que se recopilan datos biométricos (características fisiológicas como huellas dactilares, identificadores de ojos y, en este caso, rasgos faciales). El fiscal general dijo que la demanda podría resultar en cientos de miles de millones de dólares en sanciones civiles para Meta. La demanda también acusa a la empresa de prácticas comerciales engañosas.

Los funcionarios dijeron que Meta detuvo su programa de reconocimiento facial el año pasado y planeaba eliminar los datos de más de mil millones de usuarios. La decisión se produjo después de que la Comisión Federal de Comercio multara a Meta en 2019 por una cantidad récord de 5 mil millones de dólares por violaciones de los derechos de privacidad del consumidor.

Paxton alega que la empresa usó datos de los filtros de Facebook e Instagram para potenciar su software de seguimiento facial, afirmación que Meta niega, y pidió a un tribunal estatal que se asegurara de que la empresa conserve los datos relevantes para la demanda, que aún no ha llegado a juicio.

Los representantes de Meta cuestionan que sus funciones de reconocimiento facial tengan algo que ver con su software de etiquetado, pero dijeron que se suspendieron los filtros en Texas e Illinois para “prevenir litigios sin mérito y que distraen”, que están “basados en una caracterización errónea de cómo funcionan nuestras características”. La empresa enfatizó que los filtros de Instagram que suspendió en Texas el miércoles no utilizan software de reconocimiento facial.

“La tecnología que usamos para impulsar efectos de realidad aumentada como avatares y filtros no es reconocimiento facial ni ninguna tecnología cubierta por las leyes de Texas e Illinois, y no se usa para identificar a nadie”, dijo Meta en un comunicado.

Un grupo de abogados de Illinois fue el primero en demandar a Facebook por su recopilación de datos biométricos en 2015 en una demanda colectiva. El grupo llegó a un acuerdo con el gigante de las redes sociales el mes pasado por 650 millones de dólares. Los usuarios que participaron en la demanda colectiva recibirán entre $200 y $400 después de que se enviaran los cheques el 9 de mayo.

Paxton presentó su demanda en la Corte estatal del Condado de Harrison el primer día de la votación anticipada en las primarias de marzo mientras competía por la nominación republicana para mantener su puesto como fiscal general. Paxton ha estado bajo acusación desde 2015 y el FBI está investigando cómo dirige su oficina, pero ha negado cualquier delito. Se enfrentará al comisionado de Tierras, George P. Bush, en una segunda vuelta electoral el 24 de mayo.

Este no es el único escenario en el que Texas se ha centrado en las empresas de redes sociales. Una victoria reciente de los legisladores republicanos se produjo el miércoles cuando un tribunal federal de apelaciones restableció una ley de Texas respaldada por los republicanos que prohíbe a las grandes empresas de redes sociales prohibir a los usuarios por sus puntos de vista políticos, una reacción a lo que los republicanos llaman sesgo anticonservador.

Los conservadores renovaron las críticas a las empresas de redes sociales y las señalaron en la legislación después de que el expresidente Donald Trump fuera expulsado de Twitter por violar las reglas de la plataforma sobre incitar a la violencia durante los disturbios del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de los Estados Unidos.