El Paso

Persiste el clamor por la justicia

A tres años de la masacre de Walmart, ataques de odio aumentan a nivel nacional y no hay control de armas

The New York Times / Con vigilias, memoriales, monumentos y reuniones colectivas, los fronterizos buscan sanar la herida y encontrar la paz tras el evento traumático que vivieron el 3 de agosto de 2019
Associated Press / Todos unidos por el recuerdo de la tragedia

Jaime Torres/El Diario de El Paso

miércoles, 03 agosto 2022 | 06:00

Hace tres años, el 3 de agosto de 2019, un pistolero solitario viajó 700 millas –1 mil 127 kilómetros– desde un suburbio de Dallas y abrió fuego “contra mexicanos” en la tienda Walmart de Cielo Vista Mall.

El saldo fatal de esa mañana de sábado fue de 23 muertos y 23 heridos, en el atentado contra latinos más grande en la historia moderna de Estados Unidos, en una muestra del racismo y la intolerancia prevaleciente en este país.

Al cumplirse un aniversario más de la tragedia, en la comunidad de El Paso persiste la exigencia de justicia: los crímenes de odio están más que nunca presentes en el ADN de la sociedad norteamericana y el control de armas, que el gobernador Greg Abbott prometió establecer en Texas, ha tenido algunos avances pero se mantiene lejos de convertirse en una realidad.

El ataque más reciente en el estado fue el asesinato de 19 niños y dos maestras en la Escuela Primaria Robb, situada en Uvalde , Texas, en donde fue exhibida la falta de capacidad de los cuerpos policiacos para atender este tipo de emergencias.

“El ataque de El Paso, el ataque de Pulse, Buffalo y muchos otros ocurrieron debido a las débiles leyes de control de armas y la retórica antiinmigrante y de odio”, dijo Frankie Miranda, presidente y director ejecutivo de Hispanic Federation, al acercarse el aniversario de la masacre.

El activista manifestó que “es nuestra responsabilidad honrar sus vidas exigiendo un control de armas más estricto y el fin de la retórica racista, antiinmigrante, antilatina, antisemita, antiasiática, antinegra y homofóbica que socava nuestro sentido de unidad como comunidad”.

Expresó que a pesar del arresto del tirador, quien fue detenido el día del trágico suceso y se le sigue el proceso penal como presunto responsable, el trauma continúa para las familias. “Se debe hacer más para abordar el odio y la violencia armada”, enfatizó. 

Y aunque la comunidad nacional celebró a medias la aprobación de la reciente legislación bipartidista sobre armas, que aborda el acceso a las armas y proporciona fondos para apoyar los servicios de salud mental, lo cierto es que muchos cuestionan su contenido al considerar que no es suficiente. Insisten en que mientras persista el racismo latente, auspiciado por políticas gubernamentales, poco se hará para evitar una nueva masacre.

“Fue por esta agenda antiinmigrante y de supremacismo blanco que este individuo vino de Dallas, esencialmente para matar mexicanos”, dijo Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR).

La BNHR, una organización con amplio arraigo en el Oeste de Texas y Sur de Nuevo México, tiene planeada una marcha para recordar a los caídos. El Evento Conmemorativo de la Comunidad de El Paso Firme comenzará las 9:15 de la mañana en Ponder Park, ubicado en la calle 7500 W H Burges Dr, con una procesión hasta el memorial en honor a las víctimas.

“El acto conmemorativo será una oportunidad para renovar el llamado a la acción contra la violencia armada, la supremacía blanca, la xenofobia y la agenda antiinmigrante”, informó la organización estadounidense que trabaja a favor de los migrantes en El Paso.

Patrick Crusius, presunto asesino quien tiene en su contra 90 acusaciones federales y enfrenta la pena capital, compró un rifle semiautomático bajo las leyes de armas actuales, las mismas leyes que permitieron a los tiradores de Buffalo, Uvalde y Highland Park este año comprar legalmente rifles semiautomáticos para llevar a cabo sus ataques.

A decir de los especialistas estos rifles tienen una eficiencia letal que causa destrucción masiva y no deben venderse a personas que no tienen por qué comprarlos.

Para Frankie Miranda el caso debe abordar la proliferación de teorías de conspiración, supremacía blanca y retórica de odio en las redes sociales. El tirador de El Paso quería detener una “invasión hispana de Texas” en un momento en que los líderes usaban la retórica de la invasión y palabras como “animales” y “violadores” para describir a los inmigrantes. 

Otros líderes están tomando medidas extremas para criminalizar y deshumanizar a los inmigrantes y otros, como la Operación Lone Star y la introducción de proyectos de ley anti-LGBTQ+ dirigidos a nuestros niños en todo el país, dijo.

Para los manifestantes estas narrativas y políticas ‘odiosas y discriminatorias’ despojan a las personas de su humanidad, normalizan el odio y radicalizan a los jóvenes. 

Ante ello BNHR y sus aliados aseguraron estar comprometidos a combatir la violencia armada y la retórica que incita al odio que se está extendiendo en el país, y agotará todas las medidas posibles para responsabilizar a los que la difunden en la comunidad, la corriente principal y los medios sociales.

Para el alcalde de la ciudad, Oscar Leeser, durante las conmemoraciones a celebrarse este miércoles es importante promover la unidad. 

“Quiero decirles que no están solos y vamos a estar y continuar todos juntos en este trance que le pasó a nuestra ciudad”, dijo el martes en una ceremonia en el Cabildo en la que se tocaron 23 campanadas, una por cada víctima letal. 

“Tenemos que ser fuertes, es muy triste la situación, pero ser fuertes y mostrar el amor, vamos a mostrar al mundo que somos muy fuertes y llenos de amor y es como vamos a combatir todo lo malo que nos ha pasado”, dijo el edil.

No se olvidan…

Las 23 víctimas mortales:

* Jordan Anchondo – 24 años, de Estados Unidos

* Andre Anchondo – 23 años, de Estados Unidos

* Angie Englisbee – 86 años, de Estados Unidos

* Javier Amir Rodríguez – 15 años, de Estados Unidos

* Leonard Cipeda Campos – 41 años, de Estados Unidos

* Maribel Hernández – 56 años, de Estados Unidos

* Elsa Mendoza – 57 años, de México

* Arturo Benavides – 60 años, de Estados Unidos

* Iván Filiberto Manzano – 46 años, de México

* María Eugenia Legarreta Rothe – 58 años, de México

* Gloria Irma Márquez – 61 años, de México

* Jorge Calvillo García – 61 años, de México

* Sara Esther Regalado – 66 años, de México

* Adolfo Cerros Hernández – 68 años, de México

* Alexander Gerhard Hoffman – 66 años, de Alemania

* María Flores – 77 años, de Estados Unidos

* Raúl Flores – 77 años, de Estados Unidos

* David Alvah Johnson – 63 años, de Estados Unidos

* Luis Alfonzo Juárez – 90 años, de Estados Unidos

* Teresa Sánchez – 82 años, de México

* Margie Reckard – 63 años, de Estados Unidos

* Juan Velázquez – 77 años, de Estados Unidos

* Guillermo García – 36 años, de Estados Unidos