El Paso

Gradúa de UTEP y sigue la tradición de su familia

Zenia Lizbeth obtuvo este fin de semana su título profesional como enfermera en la Universidad de Texas en El Paso

Jaime Torres / El Diario de El Paso / Zenia Lizbeth de 22 años de edad

Jaime Torres / El Diario de El Paso

domingo, 15 mayo 2022 | 06:00

“¡Misión cumplida!”, fueron las palabras llenas de emoción y orgullo que Zenia Lizbeth López, de 22 años de edad, esbozó al recibir su título que la acredita como enfermera de manos de la presidenta de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) Heather Wilson, durante la graduación celebrada ayer sábado en el auditorio Don Haskins.

“Siempre soñé en ayudar a mi comunidad y ahora con mi profesión podré ayudarla. Yo quiero hacer la diferencia y darle a la gente ese bienestar y salud que necesita para que tenga un mejor futuro”, dijo la nueva profesionista, radicada en Socorro, Texas.

Proveniente de una familia dedicada a la atención de la salud, Zenia Lizbeth dijo sentirse satisfecha de haber logrado con éxito este reconocimiento y al mismo tiempo agradecida con sus padres y hermanos y el resto de su familia por haberla apoyado a alcanzar su meta.

De igual forma decidió estudiar enfermería para seguir los pasos de su familia: su madre  Cindy Janeth practica ultrasonidos para mujeres embarazadas y su hermana Evelyn Azalea graduó como técnico en farmacia.

Comentó que al igual que el resto de los graduados experimentó de esos sacrificios y desvelos para sacar adelante su carrera, “pero al final valió la pena”, dijo emocionada y vistiendo el atuendo tradicional: toga y birrete.    

“Muy alegre, muy emocionada por todos mis logros que se han cumplido a través de los años”, expresó minutos antes de entrar al recinto al lado de sus más de 80 compañeros de clase, pero en especial de sus cuatro entrañables amigos: Emily, Arem, Maya y Luis.

Para ella, el haber entrado a la universidad en 2018 fue un cambio drástico, ya que las tareas realizadas en Socorro High School, no se comparan a las de UTEP. 

“Al principio fue un cambio muy duro. El entrar al colegio me hizo más independiente, aprendí cómo manejar mi tiempo, dividir las tareas de escuelas, familia y prácticas en los hospitales porque esta carrera es muy demandante”. Hubo noches en las que hasta lloraba de tanto trabajo y estudio”, dijo la recién graduada.

Dijo que el esfuerzo que puso lo hizo precisamente para marcar una diferencia en su vida y sobre todo retribuir un poco a la ayuda de sus padres Cindy y Jesús, que siempre estuvieron con ella.

Previo a recibir su título universitario recordó los momentos difíciles que vivió al estudiar en medio de una pandemia que alteró el sistema de estudios al tomar sus clases de manera remota.

“Todo fue diferente y creo que todos nos esforzamos más en aprender y llevar a cabo las prácticas en los hospitales. Teníamos que estudiar prácticamente solos, pero con la ayuda de mis amigos me resultó un poco más fácil”, recordó.

No obstante manifestó que el verano del 2021 volvió todo a la normalidad al ser la primera escuela de enfermería que recibió la autorización para regresar a las aulas, tener clases presenciales y practicar con los maniquíes, antes que el resto de las facultades de UTEP. “Fue un gran aprendizaje”.

Ahora la egresada de UTEP y que practica una filosofía de vida enfocada en ayudar a las comunidades vulnerables, se siente agradecida con la vida y se prepara para atender una nueva responsabilidad en el Centro Médico Universitario (UMC) que la contratará en el área de Urgencias.

En su mensaje a los estudiantes próximos a graduar los invitó a ‘echarle’ todas las ganas y a no rendirse, dar siempre un paso adelante y no volver hacia atrás”. Zenia durante su carrera tomó un curso con Texas Nursing Student Association (TNSA) para atender prácticas propias de su profesión en las comunidades vulnerables.

Pero por lo pronto y antes de iniciar con sus nuevas responsabilidades la nueva enfermera festejó en su casa y con su familia y amigos una de las hazañas profesionales logradas en su vida, que por lo pronto es la más importante, al igual que representó para los más de tres mil egresados de UTEP esta primavera.