El Paso

Fentanilo se queda en El Paso: DEA

Residentes locales consumen la altamente peligrosa droga, que antes sólo pasaba por la región a otros estados

Archivo / La agencia federal en acción

Jaime Torres / El Diario de El Paso

viernes, 23 septiembre 2022 | 06:00

De una ciudad “de paso” El Paso se ha convertido en los últimos años en una urbe consumidora de una de las drogas más mortíferas que existen en el mundo: el fentanilo.

De acuerdo a la Administración de Control de Drogas (DEA) en El Paso, el incremento de esta sustancia ilegal ha derivado en que cada vez más jóvenes y adultos enfrenten las sobredosis que han puesto en un serio peligro su salud e incluso los ha llevado a la muerte.

Y es que el fentanilo es una droga sintética fabricada en laboratorios clandestinos en México, la cual es elaborada con químicos importados de China.

“Viene en pastillas falsas que imitan, se ven exactamente como un opioide, una oxicodona que obtendrías en una farmacia”, explicó Greg Millard, agente especial a cargo de la División El Paso de la DEA.

Según las autoridades, el fentanilo es 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más potente que la morfina.

Sólo dos miligramos, que son alrededor de 10 a 15 granos de sal, pueden ser mortales, enfatizó el agente especial.

“Comenzamos a ver fentanilo en El Paso hace unos cinco años. Desde 2017 hasta ahora, hemos visto un aumento significativo en la zona fronteriza”, resaltó el funcionario federal.

“Es algo muy grave. Hemos visto alto consumo de metanfetamina y también de fentanilo”, dijo a su vez Carlos Briano, especialista de información de la DEA.

Estadísticas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA) reportan que el porcentaje de gente joven que está consumiendo drogas por primera vez ha aumentado un 30 por ciento por todo el país.

Indicó que desafortunadamente han sido las redes sociales e Internet donde los traficantes ofrecen la droga, lo que ha generado que jóvenes y adultos las tengan a su alcance.

Expresó que estas pastillas que venden las organizaciones criminales son ofertadas con nombres como Xanax. Esos son nombres oficiales de medicinas verdaderas, pero la mayoría son hechas por los cárteles, la mayoría no son medicinas.

En los últimos cinco años, la DEA ha informado haber visto otro cambio en el uso de drogas ilícitas: de la heroína a los opioides sintéticos, como el fentanilo.

“Viene en pastillas falsas que imitan, se ven exactamente como un opioide, una oxicodona que obtendrías en una farmacia”, explicó Millard, al destacar que incluso tiene el mismo número de marca registrada, el M30.

Mencionó que lo que diferencia a la droga ilegal de otras drogas ilícitas, como la cocaína, la heroína y la metanfetamina, es cuán letal puede ser una pequeña dosis.

En su experiencia en la corporación durante 22 años, dijo haber visto un cambio significativo en el consumo.

“En el Sur de Florida, todavía llegaba mucha cocaína de América del Sur, pero a principios de la década de 2000 fue cuando se desarrollaron las 'fábricas de píldoras'”, dijo a la televisora KFOX-14.

Millard dijo que cuando las fuerzas del orden comenzaron a tomar medidas enérgicas contra las fábricas de píldoras, los usuarios de drogas ilegales ya no podían obtener fácilmente los opioides recetados y muchos comenzaron a usar heroína.

“La heroína es un opioide, un opioide que crece naturalmente. Solía cultivarse en el Sudeste asiático y luego se cultivó en Colombia, América del Sur y México”, explicó, quien iniciara su carrera en la DEA en Miami.

Comentó que los cárteles están ganando enormes cantidades de dinero con el fentanilo. “Hay gente muriendo”, dijo en tono de preocupación.

Tan sólo el año pasado, más de 100 mil personas murieron en los Estados Unidos por una sobredosis de drogas y más del 67% de ellas murieron como resultado de una droga sintética.

Ante ello la DEA lanzó recientemente una campaña llamada ‘One Pill Can Kill’ para mostrar cómo el fentanilo podría resultar mortal.

“La campaña ‘One Pill Can Kill’ es muy importante para correr la voz”, dijo Millard, tras comentar que la campaña se está promoviendo dentro de grupos cívicos, en puestos en Fort Bliss, en universidades y escuelas locales.

Se dijo que la DEA tiene una página web que se llama Operationprevention.gov en la cual se tiene un kit para padres de familia, “dependiendo de qué edad, les da consejos de cómo tratar ese tema, si están en la primaria, si están en la secundaria, si están en la preparatoria o si están en la universidad”, dijo Briano al puntualizar que todos los recursos están disponibles en español.

De igual forma existe el número de 1 800 662 HELP para ayuda las 24 horas y los 7 días de la semana, en el cual el operador además de prestarle auxilio le dará referencias del área específica. jtorres@diariousa.com