El Paso

Comienza familia a sanar, tras ejecución de asesino

Luego de 22 años, los hermanos sienten que se hizo justicia

Archivo / Alexandra Flores en vida

Staff / El Diario de El Paso

domingo, 19 noviembre 2023 | 06:00

Casi 22 años después de que la niña Alexandra Flores fuera violada y asesinada tras ser secuestrada en El Paso, su familia comienza el viaje a la sanidad tras la ejecución del hombre que segó la vida de la menor.

El jueves 16 de noviembre, en la cámara de la muerte de Huntsville, Texas, los hermanos de Alexandra, quien murió a los cinco años en 2001, presenciaron la muerte por inyección letal de David Rentería, el asesino y depredador sexual convicto.

“Llegó el momento; ya está hecho. Finalmente podemos comenzar a sanar de verdad, sanar de verdad”, dijo Ignacio Frausto, hermano mayor de Alexandra Flores.

“Realmente puedes descansar en paz. Tu risa contagiosa, tu sonrisa perfecta y tu personalidad traviesa pero dulce e inocente siempre resonarán y vivirán en nuestros corazones”, dijo Sandra Frausto, hermana mayor de Alexandra, quien también acudió a la ejecución.

“Hermanita, estamos a dos días de tu aniversario”, agregó Sandra tras presenciar la muerte de Rentería. “Hace veintidós años, te robaron lo que habría sido una vida hermosa a los 27 años. Y tal como estamos hoy aquí, ahora realmente puedes descansar en paz.

“Sólo quiero enfatizar, al sostener las fotos de nuestra hermana, los momentos felices”, dijo Ignacio Frausto mientras lloraba y señalaba un collage de fotos de Alexandra durante una conferencia de prensa inmediatamente después de la ejecución.

“Esta es mi hermanita aquí. Quiero enfatizar eso. Quiero reconocerla, no olvidarme de ella”.

“Mamá, fueron 22 años. Pero llegó el momento y ya está”, dijo Ignacio Frausto. “Finalmente podemos comenzar a sanar de verdad, sanar de verdad (después de) 22 años preguntándonos qué iba a pasar”.

El fiscal de Distrito de El Paso, Bill Hicks, dijo a los medios después de la ejecución que la ciudad de El Paso ahora puede sanar y seguir adelante.

“Porque el abusador y asesino de menores ya no camina por esta tierra”, dijo Hicks.

“Ha sido una larga espera hasta que este caso terminara. Ha sido un largo día para llegar a donde estamos hoy. Pero una cosa que puedo decir con gran confianza es que finalmente esa dulce e inocente niña puede descansar en paz”, dijo Hicks.

Los hermanos de Flores dijeron que agradecen a todas las autoridades, a la Oficina del Fiscal del Distrito, al Departamento de Justicia Penal de Texas y a todo El Paso que apoyaron y oraron por su familia.

Revive la tragedia

Días antes de que Rentería fuera ejecutado, Ignacio Frausto habló con la televisora KVIA sobre su hermana menor, quien fuera asesinada a los cinco años, privándola de una vida fructífera.

“Alexandra fue muy divertida. Muy divertida. Era un personaje divertido”, dijo Frausto. “Le encantaban sus muñecas. Le encantaba jugar con las muñecas. Le gustaba constantemente tocarnos a nosotros, los hermanos mayores”.

Alexandra Flores era la bebé de la familia.

Y Frausto, que era nueve años mayor, era uno de esos “hermanos mayores”.

Su rostro se iluminó cuando describió a su hermana pequeña.

“Tenía esa risa, ya sabes, contagiosa que hacía reír a todos. Y era muy linda. Y sólo queríamos hacerla reír aún más. Porque, ya sabes, eso es muy contagioso”, dijo.

Pero claramente todavía le dolía a Frausto hablar de lo que le pasó a Alexandra el 18 de noviembre de 2001.

“Mi hermano mayor y yo estábamos en el Noreste jugando baloncesto. Y él recibe una llamada de mi papá, (que decía) en español: “Véngase para ‘ca, vamos a encontrar Alexandra”. Así que estaba pensando, Alexandra simplemente estaba siendo ella misma. “Ella simplemente se escondía, jugaba, jugaba al escondite en la tienda”, dijo Frausto.

Frausto y su hermano comenzaron a conducir hasta Walmart en Alameda para ayudar a encontrar a su hermana menor.

“En el camino, sentí que esto se estaba poniendo serio”, dijo. “No hemos recibido una llamada diciendo: 'La encontramos'”.

Una vez que llegaron, vieron que estaban evacuando el Walmart y que a la gente no se le permitía salir del estacionamiento.

Frausto y su hermano comenzaron a buscar a Alexandra, dijo.

“Simplemente conducíamos arriba y abajo por el estacionamiento, simplemente mirando los autos... así que la búsqueda continuó como a las tres o cuatro de la mañana; ampliamos nuestra búsqueda a... hay un canal, como un canal de drenaje, y en la parte trasera de Walmart justo al lado de las vías del tren. Recuerdo caminar por las vías del tren, caminar por el canal, bajar al puerto de entrada, el puerto de entrada de Zaragoza, y estar allí literalmente revisando cada vehículo que iba hacia el Sur, estamos haciendo eso”, dijo Frausto, luego se detuvo y se atragantó.

“Es simplemente horrible. No quería volver a casa porque Alexandra no estaba”.

Alexandra no llegó a casa.

Su cuerpo fue encontrado a la mañana siguiente en un estacionamiento en el Centro-Oeste de El Paso, a millas de donde fue vista por última vez.

“Alexandra no fue encontrada a tiempo ni con vida. Pero incluso hasta ahora, él todavía respira. Está viviendo su vida. Una vida”, dijo Frausto, refiriéndose a Rentería.

Frausto tenía 14 años cuando mataron a su hermana, pero dijo que no está seguro de cómo se sentiría una vez que ejecutaran a Rentería.

“Él va a morir en paz. Por lo que supimos en el caso, mi hermanita sufrió. Y no digo que lo hagan sufrir. Porque no soy el tipo de hombre. Pero él lo tiene fácil. Lo ha tenido fácil”. “Confinamiento solitario, protección”, dijo Frausto.

Cuando se le preguntó si Frausto querría decirle algo a Rentería, respondió: “Al igual que mi declaración de impacto de víctima en el juicio, recuerdo haberle dicho que no lo perdonaré. Sólo Dios los perdonará. Sigo manteniendo las mismas palabras que le dije a él”.

Frausto ha pasado 19 años trabajando en la Fiscalía del Distrito de El Paso, primero como defensor de las víctimas y ahora como investigador jefe de la oficina.

Es una carrera profesional que, según dijo, se inspiró en la experiencia de su familia con el sistema de justicia penal.

newsroom@diariousa.com