El Paso

‘Calientan’ Beto y Abbott carrera por gubernatura

Responde gobernador ante intención del paseño de desbancarlo

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

viernes, 29 enero 2021 | 06:00

El político paseño Beto O’Rourke, ex precandidato demócrata a la Presidencia de EU, dio a conocer la posibilidad de postularse para la gubernatura de Texas, lo que lo enfrascó en un enfrentamiento en redes con el gobernador republicano Greg Abbott, ante una posible batalla en las urnas en el 2022.

En una entrevista de radio, O’Rourke afirmó que una candidatura para la gubernatura es “algo en lo que voy a pensar”.

Dicho comentario desató el júbilo de sus seguidores, y la objeción de algunos detractores, ante la posibilidad de tener de nuevo al paseño en campaña.

Sin embargo, la reacción del gobernador Abbott fue más enfocada a demeritar al político paseño, al hacer referencia a una expresión que O’Rourke utilizó al referirse a un programa de recompra obligatoria de armas de asalto.

“Estás hablando de una persona que dice que quiere postularse para gobernador y que dijo, ‘Diablos, sí’, para venir y tomar tus armas”, señaló Abbott la tarde del jueves durante un evento en Odessa.

La expresión de O’Rourke fue replicada por Abbott para otros temas que aparecen como vitales en una campaña política en Texas, cuestionando a los medios y al electorado cómo sería una campaña del paseño.

“‘Diablos, sí’, está a favor de las fronteras abiertas. Diablos, sí, está a favor de matar el sector energético y los combustibles fósiles en el estado de Texas”, apresuró Abbott, con el fin de minar el impulso de la posibilidad de encarar a Beto en las elecciones del 2022. 

“No creo que eso se venda muy bien”, afirmó Abbott.

La respuesta de O’Rourke no se hizo esperar al verter una serie de comentarios en Twitter, donde hizo amplia referencia de la política de Abbott, enfatizando las mismas palabras del gobernador republicano, en temas tan delicados como la respuesta ante la pandemia.

“¿Sabes qué no se ‘vende bien’ @GregAbbott_TX?”, dijo O’Rourke, “haciendo tag” a la cuenta del gobernador en Twitter. 

“El hecho de que 36 mil texanos hayan muerto a causa de Covid. [Usted] ha socavado la salud pública y el liderazgo local en todo momento, y ahora muchos de nuestros familiares, amigos y vecinos han muerto a causa de ello”, dijo O’Rourke en una réplica que tuvo que ser distribuida en ocho Tweets.

“Ya sea que me postule o no, haré todo lo que esté en mi poder para elegir un gobernador que cuide de todos, mantenga seguros a los texanos, responda a la gente en lugar de los intereses especiales y las garantías que todos tenemos: igualdad de oportunidades para lograr lo mejor en la vida”, sostuvo O’Rourke, quien fue apoyado por un gran número de simpatizantes que aprobaron y compartieron sus publicaciones.

Greg Abbott ha dicho que buscará la reelección para un tercer mandato de cuatro años, y para ello ha mostrado su fuerza financiera al contar con casi 38 millones de dólares para su campaña.

Sin embargo, en el año 2018 O’Rourke demostró que puede ser un rival de peligro, ya que en su campaña por el Senado contra Ted Cruz llegó a recaudar 79 millones de dólares.

Al final Cruz ganó por el escaso margen del 2.6 por ciento de los votos, pero el resultado de dichas elecciones posicionaron a Beto lo más cerca que ha estado un candidato demócrata de ganar un escaño en el Senado de los Estados Unidos por Texas, esto desde la década de 1980.

Por su parte Abbott ganó su reelección en 2018 por 13 puntos porcentuales de ventaja en las urnas, pero ahora el demócrata paseño parece ser un candidato ideal para una férrea pelea en las urnas.