El Paso

Caen arrestos de migrantes aquí

Atribuyen disminución a dura política migratoria del presidente Trump y la pandemia

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

sábado, 08 agosto 2020 | 06:00

Los arrestos de inmigrantes indocumentados en la frontera entre Estados Unidos y México, tanto en el Sector El Paso como a nivel nacional, han bajado significativamente respecto a los registrados en el 2019, así lo dio a conocer el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La frontera se ha transformado radicalmente en el último año por las duras políticas migratorias de la actual administración del presidente Donald Trump, aunadas al miedo y a las restricciones generadas por la pandemia de Covid-19.

De acuerdo con las más recientes cifras, la Patrulla Fronteriza en el Sector El Paso realizó 3 mil 591 aprehensiones de menores extranjeros no acompañados durante el actual año fiscal (1 de octubre de 2019 a la fecha).

Esto representa una reducción del 77 por ciento comparado con el año fiscal pasado.

A estas detenciones se le suman las clasificadas como “Unidades Familiares” de inmigrantes indocumentados que también registraron un marcado descenso, con 92 por ciento menos aprehensiones, equivalentes a 9 mil 717 encuentros. 

El número de aprehensiones de este tipo en el 2019 ascendió a 124 mil 855 unidades, se informó.

Las autoridades aludieron la caída en los números a las acciones registradas bajo el Título 42, que alude al endurecimiento de las leyes de inmigración, mismo que entró en vigor el pasado 21 de marzo.

Las disposiciones, ordenadas por el presidente Donald Trump, determinaron que “debido a la existencia de Covid-19 en México y Canadá, existía un grave peligro de una mayor introducción del virus a los Estados Unidos, por lo que CBP prohíbe la entrada de ciertas personas que potencialmente representan un riesgo para la salud, ya sea por estar sujetos a restricciones de viaje previamente anunciadas o porque ingresaron ilegalmente al país para eludir las medidas de detección de salud”, de acuerdo con la orden.

En cuanto al número de detenciones de adultos sin compañía en la frontera, la reducción se presentó únicamente en un 2 por ciento, equivalentes a 26 mil arrestos en lo que va del 2020, comparado con 27 mil 166 detenciones registradas el año anterior. 

Mark Morgan, comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), declaró que aunque los números han bajado, aún hay mucho qué hacer, especialmente cuando se ponen en peligro vidas humanas.

“A estos hombres y mujeres oficiales no les importa de dónde viene una persona, lo que ven es un ser humano en peligro y hacen todo lo posible en base a la capacitación para salvar a alguien simplemente porque es un ser humano que necesita ayuda”, dijo Morgan.

Y es que solamente en julio CBP dio a conocer que realizó 541 rescates. Desde el comienzo del año fiscal 2020, CBP ha salvaguardado a 3 mil 900 individuos que enfrentaban situaciones peligrosas.

“Uno de los principales conductores de inmigración ilegal son los contrabandistas, todo lo que les importa es el dinero y el poder. Embalan a humanos agotados en trailers calientes y sin alimentos ni agua y sin medios de escape. Es horrible”, expresó Morgan.

Covid-19 e inmigración

Morgan dijo que CBP continúa enfrentando y combatiendo el Covid-19, incluso al interceptar criminales, contrabandistas de drogas y detenciones de inmigrantes indocumentados.

“Este no es nuestro primer rodeo con enfermedades infecciosas, aunque esto no tiene precedentes”, dijo Morgan.

“Si alguien muestra signos, le proporcionaremos la prueba apropiada y se llevará la persona con el proveedor local de atención médica. Hemos tenido unos 60 individuos que fueron detenidos en nuestro entorno de custodia y han dado positivo para Covid-19”, agregó.

Dijo que la mayoría han sido individuos a los que encuentran como parte de un rescate. “Trataron de entrar ilegalmente, se cayeron del muro y a veces tienen huesos rotos como los tobillos, los rescatamos y vienen deshidratados”, declaró el comisionado.

Declaró que muchos de los agentes se la juegan día a día al exponer sus vidas ante la pandemia.

Los llevan al hospital, les hacen la prueba y se encuentran con casos positivos. “Había más de un caso en el que un individuo que fue aprehendido, admitió que probablemente tenía coronavirus pero aun así decidió venir a los Estados Unidos”, señaló Morgan.

szuniga@diariousa.com