El Paso

Buscan destituir a jefe de Policía local

En 2016 definió como ‘odio radical’ a grupo en apoyo de Black Lives Matter

Cortesía / En 2016 definió como ‘odio radical’ a grupo en apoyo de Black Lives Matter

Jaime Torres / El Diario de El Paso

lunes, 08 junio 2020 | 06:00

Un grupo de ciudadanos exige al alcalde Dee Margo y al pleno del Cabildo la renuncia del jefe del Departamento de Policía de El Paso (EPPD) por calificar a la organización ‘Black Lives Matter’ (BLM) como un grupo de odio radical en el año 2016.

A través de una publicación digital asentada en el sitio change.org los organizadores, quienes cuentan con el apoyo de más de siete mil 700 seguidores, piden la destitución de Greg Allen como funcionario al frente de la principal fuerza del orden de la ciudad y lo catalogan como “un peligro para la comunidad”.

La petición se da en el marco del movimiento nacional denominado ‘Black Lives Matter’ que se vive en decenas de ciudades del país, luego de la muerte de un ciudadano afroamericano a manos de un policía de la ciudad de Minneapolis tras ser arrestado por un supuesto pago con un billete falso en una tienda.  

Según la petición local, el Departamento de Policía de El Paso (EPPD) debería rendir cuentas por crear desconfianza entre los residentes.

Katherine Salazar, quien pidió la ayuda de la comunidad para cumplir el objetivo, dijo que es EPPD con quien los ciudadanos deberían sentirse seguros.

La petición floreció luego de la primera manifestación del pasado domingo en la que dos policías resultaran heridos a manos de algunos protestantes y el arresto de tres de ellos por protagonizar disturbios.

Para ellos, el jefe Allen debería ser removido por la forma en que se manejó la protesta, la cual afirmaron, exhibió la falta de capacitación de los antimotines, y por el comentario hecho sobre ‘Black Lives Matter’ en aquel año.

“Black Lives Matter en lo que a mí respecta es un grupo de odio radical. Y sólo por esa razón, creo que el liderazgo de este país debe mirar un poco más a ese grupo en particular”, declaró en aquel entonces el jefe policiaco al referirse a BLM, luego de que éstos insultaran a los guardianes del orden durante una marcha organizada en New York en defensa de derechos. 

Sin embargo horas después y ante los cuestionamientos de sus declaraciones, reculó al decir que sus palabras se habían hecho durante un ‘momento emotivo’ luego de escuchar a los manifestantes pedir la muerte de policías.

Sin embargo, dentro de la controversia también surgió un grupo defensor de Greg Allen, el cual destaca el servicio desinteresado a la comunidad de El Paso durante 42 años, 12 de los cuales han sido como jefe o jefe del Departamento de Policía.

El jefe Allen ha sido un gran líder del Departamento de Policía ayudando a crear y luego mantener una relación positiva con la comunidad a la que sirven, establece un texto publicado a su favor. 

De acuerdo a los defensores de Allen la actuación de los oficiales de EPPD durante las marchas convocadas en esta ciudad en protesta por la brutalidad policiaca, se hizo en el marco de la ley y en defensa de los participantes. 

“Creo que lo hicieron bastante bien. Realmente no los veo como racistas ni nada por el estilo de dañar a las personas. Sólo quieren mantener la paz, que es lo que espero que hagan”, apuntó Mark Segaline, en la publicación.

Sin embargo para los atacantes de Allen, los policías no debieron de lanzar gases lacrimógenos ni disparar sus pistolas de goma en contra de los manifestantes, que sólo cumplían con su derecho de expresión de manera pacífica. 

Aunque el jefe Allen no ha dado declaración sobre la publicación que circula en las redes sociales, en la página oficial de Gobierno en su mensaje a la comunidad expresa:

“Me enorgullece que se me confíe el honor y la responsabilidad que conlleva liderar el Departamento de Policía de El Paso. Como jefe, continúo buscando y adoptando cambios que resuelvan los problemas que afectan a nuestra comunidad de una manera directa y efectiva”. 

Explica que a medida que el Departamento continúa confrontando el crimen de manera proactiva, ha recibido el reconocimiento nacional por muchos de sus programas innovadores.

Y agrega: Estos logros sólo son posibles a través de la dedicación de los oficiales del Departamento, el personal civil, los voluntarios y las asociaciones comunitarias y enfatiza que el oficial de Policía de la calle es la persona más importante del departamento.

Ante la petición de destitución de Allen, la representante de la ciudad Alexsandra Annello dijo recientemente que el Cabildo de la Ciudad no evalúa, contrata ni despide a ningún empleado de la Ciudad, con la excepción del administrador de la Ciudad y el abogado de la Ciudad”.

El Departamento de Policía de El Paso, está compuesto actualmente por más de mil oficiales y más de 200 empleados civiles que sirven a la corporación.  

El enfoque del departamento en las relaciones con la comunidad y en la reducción de la delincuencia ha colocado a El Paso como una de las ciudades más seguras de los Estados Unidos, según la clasificación de Morgan Quitno Press, tomando en cuenta estadísticas de seguridad y las compara con las de otras ciudades de más de 500 mil habitantes.

jtorres@diariousa.com