El Paso

Apoya Ted Cruz a grupo que celebró masacre de Walmart

Pese a agenda extremista

The Washington Post / El senador texano

The Washington Post

sábado, 24 abril 2021 | 06:00

Washington— El 4 de agosto de 2019, un día después de que un hombre armado que había publicado una diatriba de odio contra los hispanos disparó fatalmente a 23 personas en un Walmart de El Paso, un líder de un grupo de “Tea Party” en Texas dijo en Facebook: “No vas a reemplazar demográficamente a gente fuerte y orgullosa sin recibir una consecuencia”.

Su esposa, la fundadora del grupo, en los suburbios de Fort Worth en el Condado de Tarrant, agregó en un comentario: “No apruebo las acciones, pero ciertamente entiendo de dónde vienen”.

Diez días después, en medio de una reacción violenta por los comentarios de Fred y Julie McCarty, el Northeast Tarrant Tea Party publicó un testimonio sin fecha del senador Ted Cruz, republicano por Texas, deseando al grupo un feliz décimo aniversario, ya que se rebautizó como “True Texas Project” (TTP).

“Gracias por el increíble trabajo que hacen”, dijo Cruz, en el único respaldo de un funcionario electo publicado en las páginas de Facebook y YouTube del grupo para conmemorar la ocasión. “Julie, Fred, gracias por su pasión”.

Una revisión del Washington Post de las actividades y las redes sociales de True Texas Project muestra que Cruz ha seguido apoyando al grupo, incluso cuando su retórica nativista y tácticas divisivas han alejado a algunos otros funcionarios electos conservadores. El padre de Cruz, un sustituto frecuente de campaña de su hijo, habló en una reunión del grupo poco después del motín del 6 de enero en el Capitolio, en un momento en que el liderazgo del grupo defendía a la turba pro Trump en las redes sociales.

Una portavoz no respondió a una solicitud de entrevista con el senador ni a preguntas específicas sobre True Texas Project. “El senador no está al tanto de todos los tuits, publicaciones o comentarios de activistas en el estado de Texas”, dijo la portavoz, Erin Perrine, en un comunicado. “Si quiere saber lo que piensa sobre cualquier tema, no dude en consultar su historial de décadas. El senador Cruz es inequívoco en su denuncia de cualquier forma de racismo, odio o intolerancia”.

En 2019, Cruz condenó el tiroteo de El Paso como “un acto atroz de terrorismo y supremacía blanca”. El manifiesto del pistolero había criticado una “invasión hispana de Texas”, y muchos de los muertos o heridos eran hispanos.

Los vínculos continuos de Cruz con True Texas Project contrastan con la tensa relación del grupo con gran parte del establishment republicano en Texas. El grupo ha arremetido contra los republicanos que considera demasiado moderados, incluidos el senador de Texas John Cornyn y el gobernador de Texas Greg Abbott, y ha apoyado a candidatos contra los funcionarios que una vez ayudó a elegir. “No estamos aquí para ser los mejores amigos de nuestros electos”, dijo Julie McCarty en un video de reclutamiento.

En una señal de que algunos conservadores continúan buscando el apoyo del grupo, el fiscal general, el republicano Ken Paxton, asistió a una recaudación de fondos de TTP la semana pasada, un evento que atrajo a cientos de personas según las imágenes publicadas en las redes sociales. Pero muchos funcionarios electos ya no están activos en el grupo, según Rick Barnes, presidente del Partido Republicano del Condado de Tarrant.

“Tenemos que aceptar que para hacer crecer el Partido Republicano, no podemos usar una retórica que la mayoría de la gente encuentra ofensiva”, dijo Barnes.

James Riddlesperger, profesor de Ciencias Políticas en Texas Christian University en Fort Worth, dijo que Cruz parece haberse “hecho de la vista gorda” sobre la retórica más extrema del grupo. Muchos partidarios de Cruz no verían los mensajes del grupo como racistas, agregó.

“Desde un punto de vista político, probablemente no haya una desventaja para él si apoya a este grupo porque representan un gran segmento del Partido Republicano en Texas”, dijo. “Entonces Cruz no ve ningún inconveniente, pero sí ve el lado positivo porque tienen organización y pueden aportar votos”.

Fred McCarty, presidente del PAC del grupo, no respondió a un correo electrónico en busca de comentarios. Julie McCarty, la directora ejecutiva del grupo, inicialmente acordó hablar con un reportero del Post, pero luego no respondió el teléfono a la hora programada y no respondió a las llamadas y correos electrónicos posteriores.

En un boletín reciente de TTP, Julie McCarty dijo que The Post estaba escribiendo un “artículo de éxito” e instó a los miembros a no hablar con el periódico. “La verdad es que nuestra reputación e integridad se defienden por sí mismas”, escribió.

Al igual que muchas de las organizaciones del Tea Party que surgieron durante el primer mandato del presidente Barack Obama, el grupo en el Norte de Texas inicialmente hizo una cruzada contra el gasto federal y la extralimitación del Gobierno, particularmente “Obamacare”, como los críticos llamaron la legislación de salud característica del presidente.

En 2012, el grupo apoyó a Cruz, que nunca había sido elegido para un cargo público, sobre el vicegobernador en funciones, el republicano David Dewhurst, en una carrera por un escaño abierto en el Senado. Cruz ganó y el grupo se convirtió en una parada obligada para los políticos republicanos que cortejaban a la derecha. (The Washington Post)