El Paso

Abre la Biblioteca Pública sección de libros ‘prohibidos’

Se conmemorará durante una ceremonia a las 10 a. m. hoy sábado en el Centro Comunitario Chamizal

Archivo / Será un espacio polémico

Jaime Torres / El Diario de El Paso

sábado, 14 mayo 2022 | 06:00

Para hacer que los libros prohibidos y cuestionados formen parte de todas las bibliotecas, la Biblioteca Pública de la Ciudad de El Paso signó una asociación con la organización comunitaria YWCA Región Paso del Norte.

De acuerdo a los directivos, a partir de este sábado 14 de mayo cada sucursal de la red de bibliotecas públicas contará con una sección dedicada a los libros mencionados. Las Secciones de Libro Prohibido serán temáticas; en ellas se puede encontrar “Every Story Matters”, que busca llamar la atención sobre la necesidad de inclusión dentro de la comunidad.

“La libertad de información es uno de los pilares de una gran democracia. Es imperativo que las bibliotecas públicas continúen teniendo la libertad de brindar acceso a libros y otros recursos que algunos pueden considerar inapropiados para otros”, dijo Norma Martínez, directora de la Biblioteca Pública de El Paso. 

La nueva Sección de Libros Prohibidos se conmemorará durante una ceremonia a las 10 a. m. hoy sábado en el Centro Comunitario Chamizal, ubicado en el 2119 Cypress Ave., en la zona Sur El Paso.

La iniciativa, se dijo, es una colaboración entre la Biblioteca Pública, la representante de la Ciudad del Distrito 2, Alexandra Annello, y YWCA, quienes vieron la necesidad de llamar la atención sobre la reciente ola de prohibiciones de libros en todo el país.

En Texas, libros de un amplio espectro como “To Kill a Mockingbird” de Harper Lee, “Of Mice and Men” de John Steinbeck, “The Hate U Give” de Angie Thomas y muchos otros han sido cuestionados y retirados de algunas escuelas. Las bibliotecas públicas han intervenido para asegurarse de que todos tengan acceso a esos libros.

“Los libros prohibidos y cuestionados suelen ser los que cuentan historias de y sobre personas y comunidades históricamente marginadas. Ese es un ataque directo a las personas que escriben y que están representadas en estos libros”, dijo por su parte la directora ejecutiva de YWCA, Sylvia Acosta. 

Y agregó: “Al destacar estos libros, nos posicionamos contra la censura, la opresión y la discriminación”.

Mencionó que YWCA está recolectando libros donados por la comunidad que serán parte de la Sección de Libros Prohibidos. Las personas que deseen realizar sus donativos pueden hacerlo ingresando a: https://www.ywcaelpaso.org/ywca-banned-books/. Los residentes serán dirigidos a una página de Amazon donde pueden comprar libros que serán parte de la colección.

Con esta iniciativa el sistema de librerías públicas tendrá disponible un mayor número de títulos vetados para los amantes de la lectura y que buscan este tipo de textos. 

Tan sólo en el estado de Florida y por poner un ejemplo, se ha prohibido el 41 por ciento de los textos escolares de Matemáticas alegando que promueven la ideología de género y el concepto de que Estados Unidos es una sociedad racista. 

Esto y de acuerdo a los expertos, es sólo un paso más dentro de la cascada de prohibiciones de libros en Estados Unidos, que ha llevado a expurgar las librerías públicas de una serie de estados y condados controlados por el Partido Republicano.

La American Library Association (la Asociación de Bibliotecas de Estados Unidos, que es además la mayor y más antigua del mundo) redacta cada año un informe que monitorea los esfuerzos de diferentes grupos políticos y de presión por prohibir libros en bibliotecas y colegios de todo el país.

jtorres@diariousa.com