El Paso

A pesar de restricciones paseños no dejaron de cruzar

Mucha gente por necesidad, otros para realizar compras

Texas Tribune

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

sábado, 08 agosto 2020 | 06:00

Pese a que Estados Unidos levantó la restricción de viaje al exterior a sus ciudadanos, impuesta el 19 de marzo por la pandemia de coronavirus, ciudadanos estadounidenses nunca dejaron de desplazarse a México.

Largas filas en los puentes internacionales día con día se registran en la frontera entre Ciudad Juárez y El Paso aun con la restricción de cruces solo para ‘actividades esenciales’.

Es común para ciudadanos americanos cruzar la frontera para realizar compras, reunirse con familiares o regresar a casa después de una jornada laboral en El Paso en medio de la pandemia.

“Vivo en Juárez, pero cruzo todos los días a El Paso para ir a trabajar. Así es esto, en medio del covid o no, hay que cruzar para poder trabajar”, dijo Gabriel Nájera en entrevista a El Diario de El Paso.

De acuerdo con el Gobierno de los Estados Unidos, la restricción sigue para viajes al interior de México, esto luego de los crecientes casos de Covid-19.

Familias completas viajan a Juárez de forma constante. Una de las causas principales es el cuidado de niños.

“Desde el cierre de las escuelas, no tengo quien cuide de los niños, por lo que los tengo que llevar con mi familia en Juárez. Se quedan unos días y los recojo a mitad de semana. Es la única manera en la que pueden cuidar de ellos allá, ya que por la restricción, no pueden cruzar con su visa”, dijo Selene Vidal, quien labora en El Paso en una oficina legal.

Luego de la advertencia, que dependerá del número de casos en el país a visitar, aun así hay países que imponen restricciones a la entrada de estadounidenses, entre otros Reino Unido, México, Canadá, China y la Unión Europea.

“Debido a que las condiciones de salud y seguridad están mejorando en algunos países y potencialmente deteriorándose en otros, el departamento está volviendo a nuestro sistema anterior de niveles de recomendación de viajes específicos para cada país”, indicó el Departamento de Estado en un comunicado que da fin a las restricciones a los viajes internacionales.

El Departamento de Estado elevó el 19 de marzo las restricciones para los viajes internacionales a nivel 4, una medida sin precedentes a medida que la nación y el resto del mundo intentaban controlar el virus.

Pero en los meses posteriores, la prohibición de viajar se ha vuelto cada vez más irrelevante porque el virus continúa propagándose a un ritmo acelerado en el país, mientras que muchas otras naciones lo han frenado.

La prohibición europea de ingreso a la región para los estadounidenses sigue vigente, y los viajes no esenciales a Canadá están severamente restringidos. Otras naciones exigen que los estadounidenses se pongan en cuarentena a su llegada.