Deportes

Pitará italiano Orsato el Argentina vs México

Fue reconocido en 2020 como el mejor árbitro del mundo

Associated Press

Édgar Contreras / Agencia Reforma

jueves, 24 noviembre 2022 | 11:56

Doha— El italiano Daniele Orsato, quien fuera reconocido en 2020 como el mejor árbitro del mundo, pitará el Argentina-México el sábado en el Estadio Lusail.

Se trata del primer silbante que tuvo participación en esta Copa del Mundo, como central del Qatar-Ecuador del domingo pasado.

Orsato es, además, un árbitro que no se reprime, ni para llorar al enterarse de una designación arbitral en un partido importante que al marcar un penal contra del anfitrión en la máxima cita futbolística, como ocurrió el pasado domingo en el Estadio Al Bayt.

Podría decirse que, con silbato en mano, Orsato tiene un temperamento eléctrico.

"De niño tenía curiosidad por saber por qué se encendía la luz y mi objetivo era convertirme en electricista. Estudié en el centro de formación profesional de Trissino y luego encontré un trabajo. El primer día que me puse el mono azul y sostuve mi caja de herramientas en la mano, salí de casa y esperé en la entrada a que mis compañeros me recogieran. En ese camino, mientras esperaba, pensé que había logrado mi sueño", dijo al periódico italiano Corriere del Veneto.

Un compañero al que conoció en ese viaje le sugirió inscribirse en un curso arbitral y el resto de la historia lo tiene en el Mundial de Qatar, ahora con su segunda designación, para el México-Argentina. Estará asistido por sus connacionales Ciro Carbone y Alessandro Giallatini, mientras que como Cuarto Oficial irá el belga Istvan Kovacs.

Ojo, en Italia se le conoce por su férrea lucha contra el racismo y cualquier forma de discriminación. No le tiembla la mano para detener partidos. Su designación se produce justo cuando la FIFA investiga a México por una expresión de corte homofóbica o discriminatoria, como ayer reveló CANCHA.

En 2020, fue el central de la Final de la Champions League en la que el Bayern Múnich se impuso al PSG. El árbitro, aquel cuyo "trabajo consiste en hacerse odiar", como describe el escritor Eduardo Galeano, también suele conmoverse en la intimidad, como aquella vez en que se enteró que silbaría dicho partido.

"Llegué a casa, me senté en la cama y lloré. Cuando mis hijos me vieron con lágrimas en los ojos supieron de inmediato que me habían asignado la Final y nos abrazamos", comentó.

En 2020, la Federación Internacional de Futbol, Historia y Estadística catalogó a Orsato como el mejor árbitro del mundo.