Deportes

Karate: desarrollo personal y social

.

Jaime Porras/El Diario

lunes, 15 junio 2020 | 16:37

Nuevo Casas Grandes.- Durante muchos años las personas han buscado una manera de desarrollar habilidades físicas como una estrategia para desarrollar actitudes sociales e individuales, tal vez queremos que nuestros hijos se conviertan en destacados deportistas, excelentes estudiantes y/o campeones.

Una de ellas es la de integrar a los hijos en  algún club social y deportivo y pertenecer a algún equipo; y de esta manera, trascender dentro y fuera del deporte.

Este concepto se deriva del juego, que como tal viene complementado con reglas, las cuales a fin de cuentas busca obtener un ganador con el mayor número de puntos, esto hablando de competencia.

Sin embargo, la disciplina se vuelve la base para lograr el éxito, y esto es en muchos de los aspectos de la vida aunado al esfuerzo individual de cada individuo.

Existen muchos deportes y todos nos pueden ayudar a desarrollarnos física y mentalmente, esto depende de la importancia que le demos a nuestra entrega para conseguirlo, ya que siempre habrá prioridades que en ocasiones se vuelven un obstáculo en nuestros objetivos.

Hablando de disciplina, hoy mencionaremos el Karate Do como una excelente alternativa para buscar llenar esos huecos que a veces no se detectan y que son realmente importantes en el crecimiento y desarrollo de un niño como individuo, ya que en el se pueden ver reflejados el esfuerzo y dedicación que se tenga en la práctica sistemática de esta actividad marcial.

Y hablamos de marcialidad por que denota gallardía, lucha, presencia, firmeza, fortaleza, humildad, total que se desarrollan  un gran cúmulo de valores que están y deben estar presentes en nuestro andar por la vida.

Con el Karate se adquieren hábitos de gran importancia que harán que la personalidad de una persona se desarrolle de tal manera que durante su carrera deportiva, académica, profesional y personal se vean reflejados en su conducta diaria.

Esta disciplina tiene muchas reglas tanto dentro de un Dojo (lugar para entrenar karate) como fuera de él, ya que siempre buscaremos comportarnos como si estuviéramos en clase, “tiene una gran exigencia el ser parte de un grupo de karate y como tal se debe afrontar”.

Un karatedoka debe siempre esforzarse por la perfección del carácter, defender los principios de la verdad, conservar normas de etiqueta, fomentar el espíritu de esfuerzo, guardarse contra el valor impetuoso.

En la actualidad, el Karate como disciplina se ha convertido adicionalmente en deporte, lo cual permite además de todo lo que hemos mencionado desarrollar nuestras habilidades para demostrar el talento en un área de competencia sin que esto minimice a ninguna persona, ya que sólo se busca ganar un reconocimiento, aplausos, medallas etc. pero al final la humildad deberá verse reflejada en ambas personas o equipos.

“Además de que esta disciplina es tan incluyente como cualquier otra, tanto que la seguridad en sí mismo y la autoestima crecerán notablemente”.

(Colaboración Adrián Torres Núñez)