Deportes

Equipo de futbol Villahermosa: logra obtener múltiples títulos

.

Jaime Porras

miércoles, 24 junio 2020 | 14:09

Nuevo Casas Grandes.- Corría el año 1981, cuando un grupo de jóvenes, practicantes y amantes del fútbol, se reunieron para crear un equipo y de esa manera participar en la entonces Liga Municipal de Fútbol.

Así nació el equipo de futbol Villahermosa, que a lo largo de su trayectoria logró obtener múltiples títulos de campeones de liga, de los entonces tradicionales torneos relámpago al inicio de las temporadas, y de los clásicos enfrentamientos de Campeón de Campeones.

Aquellos jóvenes entusiastas de una de las más populosas colonias de la ciudad, recibieron el patrocinio del señor Cruz Vega, propietario del conocido Mini Súper Villahermosa, cuyos hijos Alfredo y Dámaso, formaban parte de ese grupo de fogosos y lozanos jugadores fútbol.

Entre ellos figuraban Adán “El Nanis” Durán, Alfredo “El Chapo” Vega, Alfonso “La Vaquita” Vega, Arturo Quiz, Carlos “El Carlín” Campos, Dámaso “El Machi” Vega, David “La Víbora” Flores, Ernesto “El Hueso” Molina, Jesús “El Pata Bendita” Quiz, Miguel “El Pañales” Flores, Miguel “Guelé” Sepúlveda, Oscar “El Cañón Duro” Alarcón”, Ricardo “El Tildío” Estrada, Raúl “El Bule” Hidalgo, Santiago “La Cócona” Estrada y Vicente “El Burro” Campos.

Una vez integrado el equipo y formalizado su ingreso a la temporada de la Liga Municipal, las cosas no fueron nada fáciles y los triunfos se dividían con las derrotas, pero a pesar de los altibajos al concluir, el equipo obtuvo, lo que aquellos noveles jugadores calificaron como “un honroso y nada despreciable” tercer lugar.

Nada mal, por supuesto, para haber sido su primera temporada en el fútbol organizado.

En sus inicios, este equipo, era despreciado prácticamente por la mayoría de quienes jugaban en la Liga, tan solo por el simple hecho de que sus integrantes vivían en una de las colonias populares más marginadas de la ciudad.

Sin embargo, eso no afectó a los jóvenes jugadores, sino que por el contrario les sirvió de acicate para con mayor fuerza y decisión alcanzar el objetivo que se habían trazado: ser campeones de la Liga Municipal de Fútbol, y no solo eso, consolidarse como un equipo fuerte, grande, reconocido y de gran trayectoria, como después lo fue.

Llegó el tiempo de la segunda temporada, y nuevos jugadores se integraron a las filas del equipo como el caso de Tirso “El Pajarito” Flores, Rodolfo “El Crico” Sepúlveda y Ramón “El Rebeco” Ledezma.

Así, las cosas, de un equipo novato formado por jóvenes que practicaban el fútbol de barrio, la Club Villahermosa, pasó a convertirse en su segunda temporada en el equipo a vencer, y de ser el equipo despreciado se transformó en el “Equipo del Pueblo” y el que más seguidores tenía.

El hambre de triunfo, llevó a los jugadores en aquel entonces a lograr su primer título de campeones de liga.

En el comienzo de la tercera temporada, refrendaron su calidad como equipo al ganar el tradicional Torneo Relámpago con el que usualmente se arrancaban oficialmente en aquellos años las temporadas regulares de la Liga de Fútbol Municipal.

Nuevas incorporaciones en las figuras de los hermanos Pérez, Jaime “La Liebre” y Pedro “El Nervio”, refuerzan las líneas del equipo y lo mantienen como el equipo a vencer, de tal suerte que nuevamente llegan a la final, aunque en esta ocasión, pierden el título y terminan como subcampeones de la temporada.

Para la siguiente temporada, (cuarta de su inicio como conjunto), se suman más refuerzos a las filas del equipo Villahermosa, como lo fueron, Rubén “El Chapo” Molina, Javier “La Borrega” Márquez y Gustavo “Tavito” Ruiz, y se llevan a sus vitrinas el trofeo de Campeón de Campeones.

En sus primera cuatro temporadas, además de los títulos campeoniles obtenidos, el equipo Villahermosa, logra obtener e imponer uno de los récords imbatibles en la historia del balompié municipal: 124 goles anotados por únicamente 24 recibidos en tan solo 20 juegos.

Se dice fácil, pero lograrlo en el terreno de juego, eso ya es otra cosa y sobre todo cuando se tiene enfrente a equipos y jugadores de un altísimo nivel técnico y táctico.

Después de eso, el equipo logró obtener muchos más títulos, y todavía lo siguieron haciendo cuando nuevas generaciones de buenos futbolísticas, prácticamente todos ellos nativos de la colonia Villahermosa, se incorporaron a sus filas, fortaleciendo la trayectoria del equipo que dejó, sin lugar a duda, huella en los anales de la historia del balompié municipal e incluso regional.

El equipo Villahermosa, llegó en su tiempo a ser la base de la selección municipal por varios años, y la colonia de donde surgió “un semillero de grandes deportistas”, en una época en la que el fútbol local era de un altísimo nivel.

Las grandes jugadas, realizadas por grandes jugadores se convertían en espectaculares goles de “chilena”, “de palomita”, amén de aquellos “cañonazos”, algunos hasta de media cancha que se convertían en tremendos golazos, formaron parte de la etiqueta de presentación de este inigualable equipo.

gallito@ncg.diario.com.mx