Deportes

Aplastan Bills a Titanes en su primer partido en casa

El equipo de Buffalo viene de una victoria por 31-10 en el inicio de la temporada sobre los campeones del Super Bowl, Carneros de Los Angeles

Tomada de Facebook

Associated Press

lunes, 19 septiembre 2022 | 21:01

Orchard Park, Nueva York.— Josh Allen lanzó cuatro pases de touchdown, incluidos tres a Stefon Diggs, y los Bills de Buffalo superaron a Derrick Henry y los Titanes de Tennessee 41-7 en su primer partido en casa el lunes por la noche.

Los Bills vienen de una victoria por 31-10 en el inicio de la temporada sobre los campeones del Super Bowl Carneros de Los Angeles al estrangular a un oponente que ha sido su némesis en cada una de las últimas dos temporadas. El fullback Reggie Gilliam y el apoyador Matt Milano, con una devolución de intercepción de 43 yardas, también anotaron touchdowns para Buffalo.

Allen superó las 300 yardas por pase por decimoquinta vez en su carrera, completando 26 de 38 intentos para 317 yardas, y estuvo fuera todo el último cuarto. Diggs tuvo 12 recepciones para 148 yardas. Ha superado las 100 yardas en cada uno de sus dos primeros juegos, una hazaña lograda previamente para los Bills sólo por el miembro del Salón de la Fama Andre Reed.

Los Bills han superado los 30 puntos dos veces después de hacerlo nueve veces el año pasado. Y su defensa limitó a Tennessee a 182 yardas de ofensiva y 12 primeros intentos, mientras registraba dos capturas y forzaba cuatro pérdidas de balón.

Los Titanes, que venían de una derrota de apertura de temporada por 21-20 ante los Gigantes de Nueva York, abrieron 0-2 por primera vez desde 2012.

Los dos veces campeones defensores de la AFC Sur enfrentan numerosas preguntas sobre una defensa que permitió 313 yardas por aire una semana después de permitir 238 yardas por tierra. Mientras tanto, Henry y su ofensiva continúan balbuceando.

El dos veces campeón terrestre estuvo limitado a 25 yardas en 13 acarreos mientras anotaba en un lanzamiento de 2 yardas.

Las lesiones afectaron a ambos equipos, la más grave involucró al esquinero de los Bills, Dane Jackson, quien se lastimó el cuello en una colisión preocupante con un compañero de equipo y fue llevado a un hospital para su evaluación. Los Bills dijeron que Jackson tenía pleno movimiento en sus extremidades.